23 de febrero de 2015

Canciller peruano asegura que hay pruebas "claras y fehacientes" del espionaje chileno

LIMA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El canciller peruano, Gonzalo Gutiérrez, ha asegurado que hay "pruebas claras y fehacientes" del espionaje de Chile en perjuicio del Perú y ha asegurado que en la trama participaron las Fuerzas Armadas chilenas.

   Por ello, Gutiérrez ha explicado que Perú espera una respuesta "precisa y clara" de Chile, que incluya una investigación interna sobre este hecho, ya que Santiago niega cualquier práctica de espionaje de este tipo.

   Gutiérrez ha advertido de que este incidente no fomenta una relación constructiva con Chile, pero ha agradecido las palabras de su homólogo chileno, Heraldo Muñoz, quien señaló que su país daría una respuesta serena y sin exabruptos.

   "El canciller chileno ha dicho que van a contestar esto con serenidad y espero que eso sea lo que imprima la posición de Chile; pero deseamos que sea una respuesta precisa y clara (...). Esperaré de qué manera responde Chile a nuestra solicitud de información, porque esta es franca, transparente y justificada", ha afirmado Gutiérrez en declaraciones a una televisión peruana y recogidas por la agencia de noticias oficial, Andina.

   Gutiérrez ha destacado que un informe de la Dirección de Inteligencia Naval peruana presentado el pasado viernes sostiene con toda seguridad que hubo participación de las Fuerzas Armadas de Chile, lo que propició la protesta formal de Lima y la llamada en consulta a su embajador en Santiago.

   "La información presentada el día viernes por la Dirección de Inteligencia Naval avala indubitablemente que hubo espionaje (con la participación) de algún nivel de las Fuerzas Armadas de Chile", ha apuntado.

   Las autoridades peruanas confirmaron el jueves la apertura de investigaciones sobre varios militares por la presunta entrega de información a Chile entre 2006 y 2011, durante el Gobierno de Alan García. El presidente de Perú, Ollanta Humala, llegó a advertir de que, de confirmarse estos hechos, "sería gravísimo" para las relaciones bilaterales.