12 de julio de 2007

Perú/Chile.- Perú apela la decisión de la Justicia chilena de no extraditar al ex presidente Alberto Fujimori

SANTIAGO DE CHILE, 12 Jul. (EP/AP) -

El Gobierno de Perú apeló hoy la resolución de un juez chileno que rechazó extraditar al ex presidente Alberto Fujimori, alegando que la participación del ex gobernante no está acreditada en ninguno de los 12 cargos criminales que le atribuye el Estado peruano.

El abogado chileno Alfredo Etcheberry, que representa en Chile al Estado peruano, apeló al dictamen del juez de la Corte Suprema, Orlando Alvarez, que ayer falló que no hay pruebas suficientes de la participación de Fujimori en los 10 casos de corrupción y dos de violaciones a los Derechos Humanos.

Etcheberry no habló con la prensa, pero en Lima el Procurador Ad Hoc, Carlos Briceño, confirmó la apelación del abogado junto con calificar de "extraña" la sentencia del juez, porque "en efecto no habla de indicios de culpabilidad sino de comprobación de culpabilidad".

Briceño agregó que el Código Bustamante, que rige las extradiciones bilaterales, requiere presentar "indicios racionales" de la comisión de los delitos, y afirmó que los 12 cuadernillos presentados por Perú permiten "percatarse (...) inclusive a la certeza de culpabilidad penal".

Sin embargo, Alvarez afirmó en Santiago que Perú no acompañó pruebas suficientes que demostraran la participación de Fujimori en los delitos, al margen de si ellos existieron o no.

"A mí juicio, las pruebas que se acompañaron para obtener la extradición del señor Fujimori no eran suficientes para considerarlo partícipe de esos delitos. Por eso rechacé la extradición", señaló Alvarez.

En este sentido, indicó que la mayor parte de las pruebas aportadas son declaraciones de testigos "que yo consideré insuficientes (...) hay pocos documentos", señaló.

Sobre la contradicción entre su dictamen y el de la fiscal de la Corte Suprema chilena, Mónica Maldonado, que el 7 de junio recomendó la extradición de Fujimori --en un informe no vinculante--, el juez señaló que "es un criterio personal la evaluación de las pruebas".

El siguiente paso es que la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema designe un relator para que resuma las más 13.000 fojas del proceso de extradición y las exponga antes los cinco magistrados de la sala. Luego los jueces escucharán a la defensa y al querellante del caso y decidirán, en definitiva, si Fujimori debe o no ser extraditado. La Corte Suprema no tiene plazo para pronunciarse.

Fujimori, que sigue bajo arresto domiciliario en un lujoso condominio al norte de Santiago, después de enterarse del rechazo en primera instancia de su extradición inició su campaña electoral para el Senado de Japón, mediante unos vídeos y declaraciones difundidas por un pequeño partido que lo inscribió en su lista.