3 de noviembre de 2006

Perú/Colombia.- Las autoridades de Perú denuncian la presencia de las FARC en su territorio

LIMA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la región peruana de Loreto, Robinson Rivadeneyra, ratificó hoy su versión de que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) opera en una zona de cinco mil hectáreas de cultivo de hoja de coca, ubicada en la cuenca del río Napo, dentro del territorio peruano, debido a que estas fueron desplazadas de la cuenca del Caquetá (Colombia) por el ejército de ese país, informó hoy la oficina de prensa del Congreso de Perú.

Durante su intervención, hoy, en la Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Desarrollo Alternativo y Lucha contra las Drogas, que preside el congresista Luis Gonzáles Posada (PAP), hasta donde acudió para señalar también el reclutamiento de jóvenes del Alto Putumayo a las filas de dicha guerrilla colombiana.

Rivadeneyra Reátegui explicó que, al ser neutralizada la principal fuente financiera del Caquetá --zona de mayor producción cocalera--, la guerrilla decidió, entre 2002 y 2003, recomponerse y desplazarse a otras zonas, hasta llegar a la comunidad de Huapapa en territorio peruano.

"Actualmente (los guerrilleros) se ubican en una zona de sembrío de hoja de coca, de más de cinco mil hectáreas, ubicada dentro la zona del Alto Putumayo, teniendo como referente el río Napo y la quebrada Santa María, hacia la zona de Putapishco", acotó la Rivadeneyra, quien admitió que en la zona no hay actividad militar, pero sí ejercen un control total.

Sobre el reclutamiento de jóvenes, el mandatario explicó que, la FARC usa varias modalidades como interceptar a aquellos que se dedican a la tala ilegal de madera y los 'levan' a la fuerza.

Igualmente, indicó que el 80 por ciento de los jóvenes, por lo menos una vez en su vida, ha sido incorporado a la guerrilla, tanto para la cosecha del cultivo de hoja de coca (tres veces al año) como para acciones militares.

"Planteamos y exigimos no una acción militar, porque sería internacionalizar el conflicto, sino la necesidad de fortalecer la presencia y las actividades de capacidad operativa de las fuerzas policiales, que se complementará con los niveles de inversión de los proyectos de desarrollo por parte del Gobierno regional", puntualizó Rivadeneyra.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Defensa, Luis Gonzáles Posada, tras expresar su preocupación por este caso, informó que enviará la trascripción de lo señalado por el presidente regional de Loreto a los ministerios de Defensa e Interior, a DEVIDA y a la Dirección de Inteligencia, para que tomen las medidas pertinentes.

Además, el comunicado del Congreso Peruano, explicó que Gonzáles Posada solicitó a la autoridad regional que haga llegar a su grupo de trabajo, la documentación que remitió a las autoridades respecto de este asunto.

Por su parte, los congresistas Lourdes Alcorta (UN) y José Anaya (N-UPP) mostraron su preocupación por la escasa presencia policial en esa parte del país.

Por otro lado, la Comisión recibió al Jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), Luis Palomino Rodríguez, quien se refirió a la situación del Sistema Nacional de Defensa Civil frente al riesgo de desastres naturales.

Tras esto, los congresistas Gonzáles Posada, Alcorta Suero, Cuculiza Torre, Anaya Oropeza señalaron que esa institución debería tener un papel más activo y decisivo para determinar qué establecimientos no cuentan con los requisitos mínimos de seguridad para funcionar.

"Defensa Civil debe tener el poder de sancionar", dijo Cuculiza. En ese sentido, el presidente del grupo de trabajo, Luis Gonzáles Posada, pidió a los representantes del INDECI traer una propuesta legislativa a efectos de que esa institución tenga papel más determinante. Además, demandan un aumento del presupuesto de 2007 para poder ejercer mejor sus funciones.