17 de enero de 2007

Perú.- El Congreso rechaza la propuesta de la oposición de convocar a una Asamblea Constituyente

El presidente García advierte que el cierre del parlamento provocaría "desordenes políticos" en el país

LIMA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de Perú rechazó la propuesta de los parlamentarios del Partido Nacionalista Peruano (PNP) --grupo político del ex candidato a la presidencia Ollanta Humala-- de suspender las sesiones y convocar a una Asamblea Nacional Constituyente para que redacte una nueva Carta Magna.

Tanto por los legisladores del oficialismo como los del partido Unión Por el Perú (UPP) se negaron a discutir ésta posibilidad que implica el cierre del parlamento durante todo el año 2008 para instalar una asamblea que se dedique a redactar la nueva Constitución de este país, informaron los medios locales.

La iniciativa la hizo el portavoz del PN, Juvenal Ordóñez, durante la sesión celebrada ayer en el hemiciclo del Congreso, hecho que sorprendió a los miembros de su partido quienes aseguraron que "en ningún momento" hablaron de plantear esa propuesta.

La presidenta del parlamento y alta dirigente del partido Aprista, Mercedes Cabanillas, expresó su rechazo y aseguró que se trata de "una propuesta tirada de los cabellos que busca figuración política en los medios". Otros parlamentarios del mismo grupo político manifestaron que detrás de esta iniciativa está directamente involucrado el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Los legisladores del partido Unión Por el Perú (UPP) no dudaron darle la espalda a esta propuesta de sus ex aliados durante la pasada campaña presidencial en la que apoyaron la candidatura de Humala. El congresista Aldo Estrada sugirió que en vez de suspender las sesiones parlamentarias por un año "el Congreso lo que tiene que hacer es abocarse al análisis de la Constitución de 1979, a fin de poder restituirla".

GARCIA RECHAZA CONSTITUYENTE

Por otro lado, el presidente peruano, Alan García, también rechazó la propuesta del PNP ya que considera que implementar una Asamblea Constituyente y cerrar el parlamento durante el 2008 provocaría "desordenes políticos" en el país.

"Eso significa abrir un espacio en el que no se sabe si habrá presidente, si habrá Congreso (...) y no creo que el país necesite desordenes políticos de ese tipo sino orden, seguridad, confianza para que haya pequeñas y gran inversión, beneficiando al que no tiene empleo", manifestó García a la prensa local.

Así, aseguró que la posibilidad de redactar bajo esos criterios una nueva Carta Magna quedó desechada cuando Humala perdió la presidencia en los comicios celebrados el año pasado. "En el momento de las elecciones la mayoría del pueblo descartó el concepto de la Asamblea Constituyente", indicó.