15 de julio de 2007

Perú.- Disturbios campesinos en Perú para protestar por el precio de los fertilizantes

LIMA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Unos 2.500 campesinos mantienen paralizada la ciudad peruana de Andahuaylas en una huelga para exigir una reducción en el precio de los fertilizantes, mayor flexibilidad para acceder a créditos agrarios y apoyar la huelga de profesores. Se trata del tercer día de una huelga indefinida convocada por el Frente de Defensa de Trabajadores Agrarios de Apurímac.

Los manifestantes mantienen una actitud violenta y se enfrentaron en la mañana de hoy --por el sábado-- a las fuerzas del orden, según informaron fuentes policiales al diario 'El Comercio'. Los huelguistas habrían saqueado varios comercios y mantienen bloqueada la carretera que une Abancay y Cuzco, así como la vía que conduce al aeropuerto de su ciudad, según estas fuentes.

Según fuentes policiales de la zona, los manifestantes se enfrentaron a las fuerzas del orden en horas de la mañana, tras intentar saquear el mercado de la ciudad. La policía tuvo que utilizar gas lacrimógeno para dispersarlos y detuvo a dos manifestantes que se encuentran retenidos en la comisaría de la ciudad.

"Han venido más o menos 1.500 campesinos, entre varones y mujeres, queriendo saquear, rompiendo parabrisas. Han causado daños a la propiedad privada, viviendas, ventanas y puertas, de regular consideración. Además, ha habido heridos leves", informó el técnico Plácido Palomino de la comisaría de Andahuaylas, según la agencia AP.

El presidente del Gobierno regional del departamento --provincia-- de Apurímac, David Salazar, dijo a Canal N que "el asunto está por el momento controlado por la policía" y que el Gobierno ya está atendiendo las demandas de los campesinos.

"Acabo de hablar con los dirigentes que están impulsando esta movilización, ellos ya tienen conocimiento de las coordinaciones que se han hecho con las autoridades del gobierno y en horas de la tarde van a recibir una comunicación del ministro de Agricultura para ver de qué manera se pueda resolver la demanda que ellos tienen sobre los temas que se han planteado", precisó.

A pocos días del primer aniversario de la toma de posesión del actual Gobierno, el país está siendo duramente golpeado por una serie de protestas de diversos gremios liderados por el Sindicato Unico de Trabajadores de Educación del Perú (SUTEP), que el pasado 5 de julio se declaró en huelga nacional indefinida.

Los maestros se oponen a una ley que los obliga a ser capacitados por el Gobierno y a ser evaluados periódicamente, bajo el riesgo de ser despedidos si suspenden tres evaluaciones consecutivas.