14 de abril de 2011

Perú.- Un ex ministro de Alberto Fujimori acusado de corrupción se entrega en Perú tras pasar 10 años prófugo

LIMA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Juan Carlos Hurtado Miller, ex primer ministro y titular de Economía durante el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), se entregó el miércoles ante la justicia peruana para responder por los delitos de corrupción que se le imputan, tras haber pasado diez años prófugo.

Hurtado Miller es recordado en Perú por haber anunciado el llamado 'Fujishock', un plan de ajuste de corte neoliberal decretado poco después de que Fujimori asumiera el poder en 1990, destinado a detener los altos índices de inflación y superar los problemas derivados de la devaluación de la moneda local, pero que implicó la eliminación de subsidios y el aumento de precios de productos esenciales como la gasolina y algunos alimentos.

El ex ministro --que pasó a la historia con la frase "¡Qué Dios nos ayude!"-- se entregó el miércoles por la tarde (noche en España) de forma sorpresiva y en momentos en que la legisladora Keiko Fujimori, hija de Alberto Fujimori, afina los últimos detalles de su campaña para la segunda vuelta por la Presidencia de Perú, que se realizará el próximo 5 de junio.

Hurtado Miller ha pasado la noche en la División de Requisitorias de la Policía Nacional, en el distrito de la Victoria, en Lima. En horas de la mañana de este jueves (tarde en España), el ex funcionario ha sido trasladado hasta el juzgado anticorrupción, donde rendirá sus primeras declaraciones por los delitos que se le imputan de peculado, asociación ilícita para delinquir y colusión, informaron medios locales.

El ex primer ministro del 'fujimorismo' desapareció de la escena política y pública hace una década antes de que la justicia peruana comenzara un proceso en su contra por presuntamente haber recibido de Vladimiro Montesinos --ex jefe de los servicios de inteligencia-- 250.000 dólares (172.500 euros) provenientes de fondos públicos para financiar su campaña a la Alcaldía de Lima en 1998, comicios que finalmente perdió.

Según Julio César Espinoza, abogado de Hurtado Miller, el delito de peculado ya habría prescrito, sin embargo, aún quedan otros procesos pendientes que podrían concluir en sentencias de hasta 15 años de prisión.

"El proceso que va a afrontar tiene una pena de 15 años y entonces está poniéndose a disposición para afrontar el juicio oral que se iniciará en el momento que la sala lo disponga", ha explicado Espinoza en declaraciones a la prensa.

Por su parte, Juan Carlos Hurtado, hijo del ex ministro 'fujimorista', ha dicho que su padre se entregó a la justicia por una decisión familiar. "No es fácil, estar prófugo es como estar preso y hasta de repente peor, porque no se está libre ni en el sitio donde se está", ha dicho sin precisar más detalles.