13 de noviembre de 2012

Perú.- Fujimori desata la polémica al solicitar una entrevista en una emisora local

LIMA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) ha suscitado una gran polémica en el país andino al solicitar una entrevista con Radio Programas del Perú (RPP), algo que ha sido denegado por las autoridades competentes.

El pasado fin de semana, el ex jefe de Estado envió una carta a la emisora local para solicitar una entrevista con su director de informativos, Raúl Vargas. "Quiero hablar sobre las condiciones reales de mi encierro", explica en la misiva.

Sin embargo, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) ha rechazado la petición de Fujimori, argumentando que su criterio es "no autorizar entrevistas a aquellos internos procesados o sentenciados por delitos que involucren víctimas directas o indirectas (familiares)".

El director del INPE, José Luis Pérez Guadalupe, por su parte, ha explicado que hay restricciones para autorizar entrevistas a los presos que se encuentran en un "régimen especial", como es el caso del ex mandatario. "Directamente, no tienen esa posibilidad", ha aclarado.

A pesar de ello, RPP ha enviado una carta a Pérez Guadalupe solicitando "respetuosamente" que autorice la entrevista. "Confiamos en que usted contribuya a la libertad de expresión", reza el documento.

A la espera de que el INPE se pronuncie sobre la petición de la emisora local, el jefe de Gabinete, Juan Jiménez, ha considerado que la polémica ha quedado zanjada con la primera decisión de instituciones penitenciarias.

"La autoridad competente ya ha señalado que no hay posibilidad de dar la autorización, por lo que nosotros no tenemos nada más que declarar sobre este asunto", ha dicho el primer ministro, en declaraciones recogidas por 'El Comercio'.

En la misma línea se ha expresado la ministra de Justicia, Eda Rivas. "La Junta Penitenciaria ha decidido que no es conveniente darle la palabra en estos momentos a Alberto Fujimori, porque se trata de un preso, y yo respeto la decisión", ha señalado.

Si bien, ha valorado el debate jurídico que se ha abierto a raíz de este asunto. "Hay algunos constitucionalistas que están diciendo que se atenta contra la libertad de expresión y me parece saludable la discusión, pero las libertades no son absolutas", ha apuntado.

Interrogados por la prensa peruana, expertos legales han indicado que el ex presidente podría acogerse al recurso de habeas corpus, ya que con la prohibición de conceder una entrevista se viola su derecho fundamental a la libertad de expresión, tal y como ha establecido el Tribunal Constitucional para casos anteriores.

CONDICIONES CARCELARIAS

El debate sobre las condiciones carcelarias de Fujimori se abrió la semana pasada, cuando uno de sus hijos, Kenji, mostró un plano del centro penitenciario Barbadillo, ubicado en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional (Diroes), en Lima, donde su padre cumple condena por delitos de lesa humanidad, para demostrar que no es una "cárcel dorada", como ha dicho la prensa local.

En concreto, el diputado de Fuerza 2011 denunció que la celda del ex presidente "solo tiene 14 metros cuadrados" y que se encuentra en régimen de aislamiento, lo que agravaría su estado de salud, aunque reconoció que el resto de condiciones "son las de una cárcel normal".

Tras ello, el fiscal anticorrupción Julio Arbizu indicó que con ello ha quedado demostrado que "la situación carcelaria del ex presidente no es ni de lejos la del resto de los presos en Perú", por lo que consideró que "las explicaciones de su hijo le hacen un flaco favor a la causa del indulto humanitario".

LA SALUD DE FUJIMORI

El pasado 10 de octubre, los cuatro hijos de Fujimori --Keiko, Kenji, Sachi e Hiro-- solicitaron formalmente al Ministerio de Justicia que indulte a su padre por razones humanitarias y adjuntaron su historia clínica para acreditar la gravedad de su estado de salud.

En los últimos años, el ex presidente se ha sometido a un total de cinco operaciones quirúrgicas para combatir el cáncer de lengua que padece, la última de ellas fue el pasado 21 de agosto, aunque apenas un mes después tuvo que ser hospitalizado por problemas de cicatrización.

En noviembre de 2011, el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas de Lima presentó un informe en el que corrobora que el ex jefe de Estado padece cáncer de lengua y una profunda depresión, por lo que está en condiciones de solicitar un indulto humanitario.

Sobre Fujimori, de 74 años, pesan varias condenas. La más importante es la de 25 años de cárcel dictada en abril de 2009 por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta y por el secuestro de un empresario y un periodista. Los hechos ocurrieron en la década de 1990, cuando su Gobierno emprendió una lucha contra Sendero Luminoso.