30 de mayo de 2011

Fujimori y Humala se miden en el último debate electoral antes de la segunda vuelta de las presidenciales

Fujimori aboga por reducir la pobreza, mientras que Humala garantiza la seguridad de las inversiones extranjeras en el país

Fujimori y Humala se miden en el último debate electoral antes de la segunda vuelta de las presidenciales
ANDINA/EP

LIMA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales peruanas, Keiko Fujimori y Ollanta Humala, han celebrado su último debate electoral, con el que esperan convencer a los indecisos que, debido al escaso margen de diferencia entre uno y otro que reflejan los sondeos, determinarán la victoria en las urnas.

Ambos candidatos se han medido dialécticamente en un debate celebrado en el Hotel Marriot de Lima, organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y la Asociación Civil Transparencia. Se trata del último que celebrarán antes de que los peruanos acudan a las urnas, el próximo 5 de junio.

La aspirante de Fuerza 2011, que según una encuesta de Datum obtendría el 51,8 por ciento de los votos, ha prometido "cerrar la brecha de la pobreza y la brecha social", derivada de la primera. "Trabajaré sobre todo por los peruanos más pobres", ha dicho Fujimori, indicando que se trata de un compromiso "personal".

La política ha abogado por la seguridad como uno de los pilares fundamentales de su eventual Gobierno, aunque una vez más ha marcado las diferencias con la administración de su padre, el ex presidente Alberto Fujimori, que cumple una condena de 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

Así, ha indicado que garantizará "el orden interno y la soberanía nacional, sin permitir intromisiones extranjeras", al tiempo que ha asegurado que no "defraudará" a la ciudadanía, puesto que no permitirá que sus hijas carguen con "una cruz tan grande" como la que ella ha soportado por "errores de terceros".

Además, ha adelantado que el suyo será un Gobierno de consensos. "Aprendamos juntos el reto de construir un Perú más justo, con más inclusión, con respeto a los que no piensan como nosotros, buscando nuestras coincidencias. Este es el tipo de gobierno que yo, Keiko Fujimori, quiero para mi país", ha indicado.

SEGURIDAD PARA LOS INVERSORES

Por su parte, el líder nacionalista, que se sitúa en segundo lugar de la carrera presidencial con un 48,2 por ciento de las preferencias, ha garantizado la seguridad de las inversiones extranjeras, ya que su victoria es vista como una amenaza para las políticas económicas liberales.

"Nosotros vamos a dar estabilidad jurídica y paz social en el país que es lo que requieren las inversiones en Perú", ha dicho Humala, matizando que cualquier proceso de reforma constitucional recaerá en manos del Congreso y no del Gobierno.

Así, se ha dirigido especialmente a los inversores, garantizándoles que solucionará los "problemas sociales" que "hoy agobian al país", rompiendo su tranquilidad y poniendo en riesgo la bonanza económica.

En este sentido, ha revelado que, en el caso de que resulte vencedor, designará a un equipo "responsable" con miembros "independientes", elegidos por sus méritos personales y no por su compromiso con el partido.

"Nosotros vamos a nombrar un Gabinete responsable, con personalidades de carácter independiente, con participación importante de la mujeres, ello va a generar confianza y de esa manera el rumbo del país está asegurado", ha explicado, en declaraciones recogidas por ANDINA.