27 de diciembre de 2013

Perú.- El Gobierno releva al jefe de Estado Mayor de la Defensa, que está siendo investigado por el caso López Meneses

LIMA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa de Perú, Pedro Cateriano, ha ordenado este jueves la destitución del jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el almirante José Cueto Aservi, quien está siendo investigado por su supuesta implicación en la custodia del domicilio del Óscar López Meneses, un estrecho colaborador del exjefe de Inteligencia Vladimiro Montesinos.

El almirante ha confirmado que este viernes se llevará cabo la ceremonia de traspaso de mando, que pasará a manos del general Leonel Cabrera Pino, tal y como han informado medios locales.

No obstante, Cueto Aservi ha negado haber participado en la custodia domiciliaria de López Meneses, la cual le costó su cargo a todos los oficiales de la Policía Nacional implicados en el caso. En el caso del almirante, el ministro de Defensa habría solicitado su dimisión pero éste se habría negado.

Las acusaciones proceden del general de la Policía Nacional Raúl Salazar, quien afirmó que el propio Cueto Aservi solicitó la custodia de López Meneses, proporcionándole incluso la dirección del antiguo colaborador de Montesinos. Esta información ha sido corroborada por otros miembros de la Policía, quienes han afirmado que trataron con él el tema vía telefónica.

Estas informaciones han provocado que la Fiscalía Anticorrupción haya decidido incluir al almirante en las investigaciones sobre el caso, por lo que será citado el próximo año para declarar ante la Justicia peruana.

ESCÁNDALO POLÍTICO

A principios del pasado mes de noviembre, se desató una fuerte polémica en Perú después de que la prensa local denunciara que López Meneses había asistido a ceremonias oficiales y estaba protegido por la Policía Nacional, a pesar de no ostentar ningún cargo público.

Casi de forma inmediata, este escándalo provocó que el entonces ministro de Interior, Wilfredo Pedraza destituyera a seis altos cargos de la Policía Nacional, entre ellos el general Luis Praeli, que, al parecer, tenía una estrecha relación de amistad con López Meneses.

A pesar de ello, la oposición presentó una moción de censura en el Congreso contra Pedraza y solicitó su comparecencia parlamentaria y la del asesor presidencial en materia de seguridad Adrián Villafuerte por este caso.

Antes de dar explicaciones a la sede legislativa, tanto Pedraza como Villafuerte decidieron dimitir, según el ya exministro de Interior, para "rebajar el tono del debate político" y evitar que este caso salpique a todo el Gobierno.

En este contexto, el Congreso ha creado una comisión especial para investigar la relación de López Meneses con el Gobierno de Humala, que está formada por siete legisladores de distintas fuerzas políticas y tendrá 180 días para presentar sus conclusiones.

'MONTESINISMO'

El año pasado, López Meneses fue condenado por los delitos de peculado, interceptación telefónica y tenencia ilegal de armas a cuatro años de prisión suspendida, lo que significa que no será encarcelado a menos que reincida.

López Meneses formaba parte del círculo de confianza de Montesinos, condenado a 60 años de cárcel por las matanzas del Grupo Colina --fuerza paramilitar-- en Barrios Altos y La Cantuta, tráfico de armas y corrupción.

Tanto López Meneses como Montesinos formaron parte del Gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), sobre el que también pesan varias condenas, siendo la más importante de ellas la de 25 años de cárcel por dichas masacres.