10 de febrero de 2007

Perú/Haití.- El Gobierno de Perú pide a la ONU prorrogar la permanencia de los cascos azules en Haití

LIMA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno peruano pidió este viernes al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que extienda el mandato de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), que en principio finaliza el próximo 15 de febrero.

Como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, Perú presentó esta semana un Proyecto de Resolución para prolongar la labor de los militares (7 mil 200 efectivos) y policías (dos mil) que están desplegados en el citado país caribeño, según informó hoy el ministerio de Asuntos Exteriores peruano. Un total de 205 efectivos son peruanos.

Perú, como coordinador del Grupo de Amigos de Haití destacó el éxito de la labor de la MINUSTAH, en el apoyo al proceso electoral de ese país y solicitó que se prorrogue la Misión para mejorar la seguridad, para consolidar las instituciones y para promover el desarrollo económico de los haitianos.

El próximo lunes 12 de febrero se celebrará en Lima la 'Reunión de los países latinoamericanos componentes de la MINUSTAH', en la que participarán los viceministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de diez países de la región.

La MINUSTAH está formada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Guatemala, Panamá (que también ocupa un puesto bianual en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas), Paraguay, Perú y Uruguay. Los representantes de este organismo analizarán este lunes la situación política e institucional de Haití y la participación de América Latina y la cooperación regional en favor del desarrollo económico de ese país, según el ministerio.

Por otro lado, también está prevista la presencia del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza y del Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas en Haití, el Embajador Edmond Mulet.

Para Perú, según su ministerio de Asuntos Exteriores, Haití constituye un "caso emblemático de cooperación internacional para la preservación de la democracia y los derechos humanos, la consolidación institucional y la creación de condiciones de desarrollo político, social y económico".