24 de noviembre de 2013

Keiko Fujimori se desmarca del escándalo del 'montesinismo'

Keiko Fujimori se desmarca del escándalo del 'montesinismo'
EUROPA PRESS/ANDINA

LIMA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La líder de la opositora Fuerza Popular, Keiko Fujimori, se ha desmarcado este domingo del escándalo político que se ha desatado en Perú por el trato de favor dado por el Gobierno a Óscar López Meneses, estrecho colaborador del ex jefe de Inteligencia Vladimiro Montesinos.

   "Quiero recordar que yo me enfrenté a Vladimiro Montesinos y vamos a seguir trabajando para desterrar cualquier posibilidad de la influencia que pueda haber por parte de ese señor en nuestro partido político", ha dicho, tras votar en las elecciones municipales de Lima.

   Así, ha considerado "fundamental" que se cree una comisión especial en el Congreso para investigar los presuntos vínculos del Gobierno de Ollanta Humala con el 'montesinismo', aunque ha adelantado que el 'fujimorismo' "no está interesado" en dirigir las pesquisas.

   "El Gobierno debe ser el primer interesado en esclarecer las preguntas de fondo. Su obligación es conformar un grupo investigador, en vez de dilatar esa decisión", ha sostenido, en declaraciones recogidas por el diario 'Perú21'.

   Además, Fujimori ha calificado de "irresponsable" a Humala por culpar a la Policía Nacional. "Debo pedirle que rectifique este pronunciamiento. Debe haber prudencia, esperar la investigación y luego señalar a los responsables", ha apuntado.

    En la misma línea que Humala, el ministro de Interior, Walter Albán, señaló ayer a la necesidad de depurar a "los malos elementos" de la Policía. "Esta vez se va a trabajar con certeza en este objetivo", adelantó.

ESCÁNDALO POLÍTICO

   Hace dos semanas se desató una fuerte polémica en Perú después de que la prensa local denunciara que López Meneses había asistido a ceremonias oficiales y estaba protegido por la Policía Nacional, a pesar de no ostentar ningún cargo público.

   Casi de forma inmediata, este escándalo provocó que el ministro de Interior, Wilfredo Pedraza, destituyera a seis altos cargos de la Policía Nacional, entre ellos el general Luis Praeli, que, al parecer, tenía una estrecha relación de amistad con López Meneses.

   A pesar de ello, la oposición presentó una moción de censura en el Congreso contra Pedraza y solicitó su comparecencia parlamentaria y la del asesor presidencial en materia de seguridad Adrián Villafuerte por este caso.

   Antes de dar explicaciones a la sede legislativa, tanto Pedraza como Villafuerte dimitieron, según el ya ex ministro de Interior, para "rebajar el tono del debate político" y evitar que este caso salpique a todo el Gobierno.

   Poco después, dimitió uno de los hombres de confianza de Villafuerte: el viceministro de Orden Interno de Perú, Iván Vega Loncharich, según la prensa peruana, siendo consciente de que no iba a ser ratificado en el cargo.

'MONTESINISMO'

   El año pasado, López Meneses fue condenado por los delitos de peculado, interceptación telefónica y tenencia ilegal de armas a cuatro años de prisión suspendida, lo que significa que no será encarcelado a menos que reincida.

   López Meneses formaba parte del círculo de confianza de Montesinos,  condenado a 60 años de cárcel por las matanzas del Grupo Colina --fuerza paramilitar-- en Barrios Altos y La Cantuta, tráfico de armas y corrupción.

   Tanto López Meneses como Montesinos formaron parte del Gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), sobre el que también pesan varias condenas, siendo la más importante de ellas la de 25 años de cárcel por dichas masacres.