9 de abril de 2006

Perú.- Más de 15 millones de peruanos elegirán hoy al sucesor de Alejandro Toledo

El nacionalista Humala, la conservadora Nano y ex presidente García, candidatos con más posibilidad, pero parece que habrá segunda vuelta

LIMA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Casi 16,5 millones de peruanos están convocados hoy a las urnas para elegir al próximo presidente de la República. Aunque se han inscrito 24 candidaturas, todas las encuestas coinciden en que son tres los que más posibilidades tienen de ser el sucesor de Alejandro Toledo. La ex diputada Lourdes Flores Nano encabeza las preferencias de los electores, seguida muy de cerca por el ex militar Ollanta Humala y el ex presidente Alan García, pero todo parece indicar que ninguno logrará la mayoría necesaria por lo que habrá segunda vuelta.

El nacionalista Humala, de Unión Por el Perú (UPP), representa un giro a la izquierda similar al registrado en los últimos tiempos en gran parte de la región, como el caso de Evo Morales en Bolivia o de Tabaré Vázquez en Uruguay. Por su parte, la candidata conservadora por Unidad Nacional representa el modelo establecido en los últimos años aunque marca distancias del neoliberalismo puro, y afirma que su gestión pondrá un énfasis especial en lo social.

Una tercera opción es la del ex presidente García, del APRA, quien después de su primer gobierno, de tendencia populista, dejó a Perú sumido en una de sus peores crisis económicas, aunque hoy promete mayor responsabilidad en el manejo económico, sin descartar medidas de tinte populista como pago efectivo de horas extras, reducción de cobros excesivos por los servicios públicos, entre otras promesas.

Otra de las candidaturas es la de la congresista Martha Chávez por 'Alianza por el Futuro', acompañada de Santiago Fujimori, hermano de Alberto Fujimori, y Rolando Souza. Sin duda, el ex mandatario seguirá muy de cerca el resultado de las elecciones desde la cárcel chilena donde se encuentra desde hace varios meses a la espera del juicio de extradición solicitado por el Gobierno peruano.

FUJIMORI

Pese a todo, el ex presidente estará presente de alguna forma en la jornada electoral de hoy después de que la ex congresista Martha Chávez, cercana al 'fujimorismo', lograra presentar su candidatura presidencial por la 'Alianza por el Futuro'. Además, están Keiko Fujimori, hija del ex mandatario y que también se postula a un escaño en el Congreso.

Sin duda, una de las noticias más llamativas de los últimos días de la campaña peruana fue el matrimonio en ausencia del ex presidente con Satomi Kataoka, una millonaria japonesa dueña de un lujoso hotel de la capital nipona. La ley japonesa permite a las parejas casarse sólo con la presentación de los documentos respectivos ante una oficina municipal sin la presencia de los contrayentes.

Además de la elección del presidente de la República para los próximos cinco años, los peruanos también tendrán que elegir mañana a los 220 miembros del Congreso bicameral y a los cinco representantes de ese país al Parlamento Andino, según precisó a Europa Press la Oficina Nacional de Procesos Electorales, que añadió que más de 1,3 millones de ciudadanos votarán por primera vez.

Según la nueva Ley de los Procesos Electorales, si ninguno de los candidatos presidenciales obtiene el 50 por ciento más uno de los votos, la elección final se definirá en un plazo no mayor de 30 días en una segunda vuelta, y según se desprende de todas las encuestas aparecidas en las últimas semanas, ni Flores ni Humala alcanzarán mañana la mayoría absoluta.

HERENCIA DE TOLEDO

El actual presidente, Alejandro Toledo, entregará a su sucesor un país con una economía ordenada y un auspicioso crecimiento sostenido del 6,67 por ciento, uno de los mayores índices de Latinoamérica, además tuvo un nivel récord de exportaciones de 17.000 millones de dólares, y la inflación anual fue del 1,5 por ciento. Sin embargo, sólo algunos sectores reconocen la estabilidad económica como un logro del actual mandatario.

"Voy a entregar a quien me suceda un país ordenado y con una economía bien encarrilada para que pueda hacer las cosas mejor", subrayó hace unos días el mandatario, elogiado en el exterior pero muy criticado en su propio país, reflejado en unos índices de popularidad muy bajos durante todo su mandato.

Sin embargo, logró llegar a un acuerdo con Estados Unidos para firmar un Tratado de Libre Comercio, se inició la construcción de la carretera interoceánica para unir las costas del Atlántico y del Pacífico, a través de Perú y Brasil, y entró en operaciones el proyecto de explotación de gas natural de Camisea, que permitirá eliminar el déficit comercial de la balanza de hidrocarburos.

"Me hubiera gustado tener una luna de miel con la población, poder gobernar en un periodo más estable para poder reducir la pobreza más rápido", había asegurado Toledo en noviembre pasado. "Fue muy, muy difícil gobernar en transición, viniendo de una dictadura corrupta", señaló en otra ocasión al referirse al gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000).

MEDIDAS DE SEGURIDAD

En este contexto, las autoridades peruanas han puesto en marcha un importante dispositivo de seguridad para garantizar que los comicios de hoy transcurran con normalidad y tranquilidad y en el que estarán disponibles casi al 100 por 100 las fuerzas militares y policiales.

Sólo en Lima, la capital peruana, la Policía desplegará a más de 7.000 efectivos. Además, según la Policía Nacional de Perú, se prevé una jornada muy complicada por el tráfico vehicular en el centro limeño. En total, serán 94.000 agentes para proteger los centros de votación, a los que se suman 70.000 miembros de las Fuerzas Armadas.

Uno de los principales motivos del importante despliegue es prevenir eventuales acciones del grupo guerrillero Sendero Luminoso, que continúa activo en los Andes y en la selva, donde una facción disidente trabaja en complicidad con el narcotráfico, a pesar de que hace unos años se hablaba de su extinción.

El citado grupo guerrillero realizó un total de 191 ataques en el año 2005 y, según datos oficiales, el enfrentamiento entre Sendero Luminoso, el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) y las fuerzas del orden produjo más de 69.000 víctimas a lo largo de casi dos décadas.