16 de agosto de 2008

Perú.- Los nativos peruanos rompen las negociaciones con el Gobierno

LIMA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Representantes de comunidades nativas que han tomado y atacado instalaciones de empresas de energía en la selva de Perú, anunciaron ayer que han finalizado el diálogo que sostenían con una comisión del Gobierno que buscaba atender las peticiones de los indígenas, informaron los medios locales recogidos por Europa Press.

Los nativos, que estaban negociando con el ministro del Ambiente de Perú, Antonio Brack, ya no lo reconocen como negociador válido por lo que pidieron que lleven a otra persona de Lima para que tome las decisiones. Se informó además de que los periodistas y las personas que conformaban la comisión del Gobierno Central tuvieron que salir del lugar ante el peligro del reinicio de las medidas de fuerza.

Asimismo, allegados al ministro Brack informaron de que éste salió de San Lorenzo en dirección a Tarapoto. Los nativos han sostenido los últimos días que de no llegar a acuerdos satisfactorios las estaciones 5 y 6 de Petro-Perú no operarán.

DESACUERDOS

Ante esto, las comunidades de la etnia awajun bloquearon en protesta el tramo de la carretera que une la provincia de Yurimaguas con Tarapoto. Aun así, según informó Alberto Pizango, presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Amazonía Peruana (Aidesep), ONG que coordina las peticiones indígenas, el ministro Brack fue quien rompió el diálogo al levantarse y marcharse después de que los nativos le pidieran un interlocutor válido para poder tomar decisiones.

"Como no se llegaba a un acuerdo sobre la negociación, Alberto Pizango, presidente de Aidesep, le dijo al ministro de Ambiente si podían conversar con un representante que les diera una solución. Ante esto, Brack se levantó y se marchó rumbo al helicóptero. Rompió la mesa de negociaciones", informó Aidesep en un comunicado.

Cientos de nativos permanecen desde hace una semana en un lote gasífero de la firma argentina Pluspetrol, mientras que otro grupo dañó parte del ducto que transporta el gas de Camisea, ambos en el sureste de Perú, en protesta contra una serie de leyes aprobadas por el Gobierno de Alan García.

ACTIVIDADES DE LOS NATIVOS

La estatal Petroperú también informó de que manifestantes indígenas bloquearon un oleoducto que opera en el norte del país, cortando el suministro de crudo para la principal refinería de la firma que operaba con inventarios. Los nativos dicen que las leyes aprobadas por García, que promueven la inversión privada en la selva amazónica de Perú, ponen en riesgo sus derechos sobre las tierras de sus comunidades.

García también impulsa con fuerza la exploración y explotación de hidrocarburos en la Amazonía peruana, lo que genera temores de contaminación y de conflictos entre las empresas y las comunidades.

Las manifestaciones ocurren en momentos en que Perú enfrenta una crisis energética, debido a la saturación de la capacidad del único gasoducto del país, que alimenta a centrales termoeléctricas, y a la falta de lluvias que han reducido la producción hidroeléctrica.