8 de marzo de 2007

Perú.- Ollanta Humala declarará como testigo en una investigación sobre violaciones de Derechos Humanos en 1992

BOGOTA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El líder nacionalista Ollanta Humala prestará mañana declaración como testigo ante la Fiscalía en el marco de la investigación preliminar sobre la compra de testigos en el caso de las presuntas violaciones de Derechos Humanos cometidas en la base contra subversiva de Madre Mía, en la región San Martín, en el año 1992.

Así lo dispuso el fiscal anticorrupción, Oscar Zevallos, quien programó esta diligencia para las nueve y media de la mañana en la sede del Ministerio Público, ubicado en el centro de Lima, donde se espera que acuda el ex candidato presidencial por el Partido Nacionalista Peruano (PNP).

Humala deberá atestiguar respecto al grado de conocimiento que tendría sobre las supuestas negociaciones para que Teresa Ávila y su sobrina María Sulca, cambien su versión y exculparan al líder del PNP sobre la desaparición de sus familiares cuando éste tenía a su cargo la base militar contra subversiva de Madre Mía.

Avila y Sullca denunciaron ante el Ministerio Público que Robinson Gómez Reátegui, conocido como 'Rubén', les ofreció 20.000 dólares a fin de que cambiaran su versión y exculparan a Ollanta Humala de la desaparición de sus familiares, la pareja de esposos Benigno Sullca y Natividad Avila.

De acuerdo a esta acusación, 'Rubén' "negociaba" en nombre de su primo Amílcar Gómez Amacifuén, quien a su vez sería un personaje cercano al líder del Partido Nacionalista Peruano, que ha negado estar detrás de la compra de testigos y también denunció este hecho ante el Ministerio Público.

El fiscal Zevallos ya interrogó a las principales denunciantes de este caso, Teresa Avila y María Sullca. También tomó declaración al supuesto negociador, 'Rubén', y a Jorge Avila, quien primero acusó a Humala de ordenar su desaparición pero que al parecer varió su versión a cambio de dinero.

El ex candidato presidencial es procesado por el Cuarto Juzgado Supraprovincial por los delitos contra la humanidad, en la modalidad de desaparición forzada, asesinato y lesiones graves, por las violaciones de Derechos Jumanos cometidos en la base Madre Mía, que dirigió en 1992.