4 de abril de 2011

Perú.- Ollanta Humala propone reformar la Constitución de Perú pero con el "consenso de las fuerzas políticas"

Perú.- Ollanta Humala propone reformar la Constitución de Perú pero con el "consenso de las fuerzas políticas"
EP/ANDINA

LIMA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El nacionalista Ollanta Humala, candidato a la Presidencia de Perú, ha insistido en su propuesta de hacer una reforma a la Constitución para no frenar el crecimiento de ese país, pero mediante un acuerdo nacional que implique el "consenso de las fuerzas políticas".

Humala, quien se perfila como favorito para los comicios del próximo domingo, sugiere reformar la Constitución actual, vigente desde 1993, o declarar su nulidad y emprender entonces una reforma a la Carta Magna del año 1979, todo esto con el visto bueno del Parlamento.

"Nuestro objetivo es plantear una nueva Constitución mediante un acuerdo político. Tenemos que lograr un consenso con las fuerzas políticas existentes", ha enfatizado en declaraciones al programa de televisión Cuarto Poder, tras el debate electoral del domingo.

En este sentido, Humala ha aseverado que no hará lo mismo que los gobiernos de izquierda de Venezuela, Ecuador y Bolivia, que cerraron sus Parlamentos temporalmente para instalar una Asamblea Constituyente elegida por los ciudadanos que se encargó de las reformas. "No vamos a salir del orden constitucional para realizar algún cambio", ha alertado.

"Vamos a respetar el orden jurídico nacional. Estamos apegados a la democracia y la vamos a defender", ha asegurado. "Lo importante es no detener el Perú. Esto se debe definir con el nuevo Congreso", ha reiterado el candidato por el opositor partido Gana Perú.

Humala ha escalado al primer lugar en las encuestas para los comicios del próximo 10 de abril, aunque no cuenta con los votos suficientes para ganar la Presidencia, por lo que no se descarta que haya una segunda vuelta el próximo 5 de junio.

En las pasadas elecciones, Humala pasó a la segunda vuelta pero perdió ante el actual mandatario peruano, Alan García, debido en parte a la campaña que fomentaron sus contrincantes para vincularle con las políticas más repudiadas del presidente venezolano, Hugo Chávez, como la nacionalización de empresas y la expropiación de bienes, según dijeron en su momento algunos expertos.