19 de enero de 2012

Perú pide aprobar una ley que impida crear partidos a grupos vinculados con terrorismo

El Gobierno de Humala reitera que no habrá diálogo con Sendero Luminoso

   LIMA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El ministro peruano de Justicia, Juan Jiménez Mayor, ha urgido este jueves al Congreso a aprobar un proyecto de ley enviado por el Gobierno de Ollanta Humala que prohíbe crear partidos políticos a grupos vinculados con los terroristas de Sendero Luminoso y otras organizaciones armadas.

   "Esperamos que el Congreso apruebe lo antes posible esta propuesta porque consideramos inaceptable la posibilidad de que nuestra democracia corra peligro con el ingreso de personas violentas al sistema político", ha expresado Jiménez.

   Las declaraciones del ministro de Justicia se producen cuando el Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) --vinculado con Sendero Luminoso-- intenta inscribirse como partido político para participar en futuros comicios peruanos, pero sin renunciar a su ideología subversiva.

   De acuerdo a las denuncias y a las investigaciones, algunos dirigentes de Movadef son abogados del líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, condenado a cadena perpetua, y han sido duramente criticados por pedir la amnistía para los rebeldes presos.

   La semana pasada el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) declaró nula la resolución del Registro de Organizaciones Políticas y pidió que se emita un nuevo fallo sobre la solicitud de Movadef, anuncio que ha generado una gran preocupación en el Gobierno y en las agrupaciones políticas que intentan cerrar cualquier filtro por donde puedan colarse los guerrilleros de Sendero Luminoso.

   El proyecto legal presentado por el Gobierno de Humala --aprobado esta semana por el Consejo de Ministros-- modifica dos artículos de la Ley de Partidos Políticos que establecen los requisitos para las inscripciones y fijan los procedimientos para la declaración de ilegalidad, decisión que actualmente es potestad de la Corte Suprema de Justicia siempre que exista una solicitud previa de la Fiscalía o el Defensor del Pueblo.

   "La aprobación de esta propuesta es un paso fundamental en la tarea de preservar el orden democrático y las libertades en Perú", ha enfatizado Jiménez Mayor, al asegurar que los terroristas deben a la sociedad peruana (1.090 millones de euros) por los daños ocasionados al país entre los años 1980 y 2000, durante el conflicto armado que dejó unos 70.000 muertos.

   Por su parte, el titular peruano de Defensa, Luis Otárola, ha reiterado este jueves que el Gobierno de Humala no dialogará con los líderes de Sendero Luminoso que todavía permanecen activos y prófugos de la justicia. "Para una negociación tiene que haber pares que respeten el derecho constitucional a la vida", ha aclarado.