10 de junio de 2006

Peru.- Los políticos peruanos acusan a Humala de desestabilizar el nuevo Gobierno de Alan García

LIMA, 10 Jun. (EP/AP) -

Varios políticos peruanos han acusado al candidato presidencial Ollanta Humala de pretender desestabilizar el Gobierno del presidente electo Alan García, por haber advertido que liderará una oposición dura contra su gestión.

Humala, un ex militar de 43 años, que fue derrotado en la segunda vuelta del 4 de junio por García, ha amenazado incluso con promover protestas en las calles.

Sus amenazas llevaron al vicepresidente electo de García, el almirante retirado Luis Giampietri, a afirmar a un diario local que Humala podría estar planificando "un golpe de estado".

El partido Unión por el Perú (UPP) de Humala rechazó la acusación y culpó al Partido Aprista de García de persistir en una "campaña de guerra sucia" contra su líder.

La negativa de Humala a acercarse a García para felicitarlo por su victoria electoral y advertirle que será un duro opositor, no ha sentado bien en los círculos políticos.

"Humala tiene toda la obligación de actuar democráticamente y si, por ejemplo, lo que se quisiera hacer es construir una oposición beligerante en las calles, hecho que no se ha negado, eso no contribuye a la estabilidad que el Perú demanda", dijo a la emisora CPN la ex candidata conservadora Lourdes Flores.

El ex congresista Alfonso Grados Bertorini, uno de los fundadores de UPP, advirtió que Humala hará una oposición "destructiva" al gobierno de García, quien asumirá la presidencia el 28 de julio.

"Ni siquiera reconoce su derrota", cuestionó.

El ex ministro del interior, Javier Reátegui, del partido de gobierno, consideró que Humala es una persona "violentista" y expresó su preocupación por las amenazas del ex candidato.

"La democracia es una y no se gana con la fuerza, ni con el apoyo del exterior", señaló en alusión al respaldo público que brindó a la candidatura de Humala el presidente de Venezuela Hugo Chávez.