7 de octubre de 2006

Perú.-El procurador encargado de la extradición del ex presidente Fujimori confía en que se produzca el próximo año

LIMA, 7 Oct. (EP/AP) -

El procurador encargado del proceso de extradición del ex presidente peruano Alberto Fujimori expresó el viernes su confianza en que el próximo año Perú conseguirá repatriarlo de Chile.

Omar Chehade, quien es el nuevo jefe de la Unidad de Extradiciones de la Procuraduría Anticorrupción, declinó precisar una posible fecha para la extradición de Fujimori, solicitada por Perú en enero pasado.

"No hay ni día ni fecha exacta, lo importante es que la extradición saldrá de manera procedente, tendrá un resultado positivo para el Estado peruano", aseguró Chehade en declaraciones a la emisora Radioprogramas.

Chehade asumió la semana pasada el cargo en reemplazo de Iván Montoya, quien renunció alegando razones personales y tras criticar una supuesta falta de interés por parte del gobierno del presidente Alan García en impulsar la extradición de Fujimori.

"No creo que el presidente Alan García o el presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, estén tratando de obstruir u obstaculizar la gestión de la actual procuraduría", sostuvo Chehade. Indicó que actualmente se estaban adoptando "medidas de emergencia" para relanzar la unidad de extradición.

Fujimori se encuentra en Santiago de Chile bajo libertad provisional, después de haber estado recluido durante meses en la Escuela de Gendarmería de la capital chilena.

Perú pidió su extradición para juzgarlo por violaciones a los derechos humanos y diversos delitos de corrupción cometidos durante su gobierno (1990-2000).

Fujimori, quien alega ser inocente de cualquier delito, llegó a Santiago en noviembre del 2005, tras abandonar Japón, donde estuvo refugiado durante cinco años, y su intención era llegar a Perú, a través de Chile, para participar en las elecciones presidenciales de este año. Sin embargo, a petición de las autoridades peruanas fue arrestado por la policía chilena.

Fujimori abandonó Perú en noviembre del 2000, tras estallar un escándalo de corrupción que comprometió su gobierno.