21 de junio de 2006

Perú.- Renuncia el recién nombrado embajador en Turquía ante las denuncias de favoritismo en la designación de cargos

El ministro de Toledo niega ante el Congreso que abrir nuevas embajadas sea decisión de último momento o un despilfarro de recursos

LIMA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El actual ministro de Asuntos Exteriores de Perú, Oscar Maúrtua, informó de que Daúl Matute, hermano del contralor Genaro Matute, ha solicitado dejar sin efecto su nombramiento como embajador peruano en Turquía y rechazó que esta decisión, así como la de abrir nuevas embajadas en el exterior, responda a decisiones de último momento del Gobierno de Alejandro Toledo o sean un despilfarro de recursos.

Ante la Comisión de Fiscalización del Congreso, el ministro de Exteriores explicó que la apertura de las embajadas peruanas en Turquía y Vietnam responde a una política de Estado que privilegia el posicionamiento de Perú en las regiones de mayor dinamismo para promover inversiones y la ampliación de mercados.

Además, según declaraciones recogidas por el diario local 'El Comercio', Maúrtua precisó que la apertura de ambas embajadas fue aprobada por el Congreso cuando en octubre de 2005, su Cartera pidió recursos adicionales para estos nuevos destinos diplomáticos.

En el caso de Turquía, recordó que desde 1998 Perú evaluó favorablemente la posibilidad de establecer una embajada en ese país, atendiendo a su importancia geoestratégica del mismo como nexo entre oriente y occidente y porque, según destacó Maúrtua, representa un mercado que supera los 70 millones de personas, además de haber iniciado conversaciones para su incorporación a la Unión Europea.

"Estas condiciones han generado que países de Latinoamérica con proyección al regionalismo abierto como Brasil, México, Argentina, Chile y otros, cuenten con una embajada en Ankara (capital de Turquía)", acotó.

EL CASO DE VIETNAM

En el caso de Vietnam, señaló que el establecimiento de una embajada se debe la importancia que dicho país tiene en el seno del Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico (APEC), del cual Perú es miembro junto a 20 de las economías más grande del mundo que representan el 54% del comercio internacional.

"Vietnam ya superó el aislamiento de décadas anteriores y actualmente ocupa la Presidencia Anual del Foro, mientras que el Perú hará lo propio en el año 2008. Esta país asiático representa además un mercado que supera los 80 millones de personas", señaló.

Recalcó que al igual que Turquía, varios países de América Latina ya cuenta con embajada propia en Vietnam, como son Panamá, Venezuela, Argentina, Cuba, México, y Brasil, atraídos, según dijo, por el potencial comercial que representa dicha nación.

Por último, afirmó que, en ambos casos, Perú mantiene un superávit comercial. En el caso de Turquía, de 23 millones de dólares (unos 18 millones de euros) y con Vietnam, de 15 millones de dólares (unos 11,8 millones de euros), con un gran potencial de crecimiento en la exportación de diversos productos.

LA EMBAJADA EN GINEBRA

Maúrtua desmintió además, que el Estado Peruano pague 35.000 dólares mensuales por el alquiler de la residencia del embajador peruano en Ginebra (Suiza). Aclaró que esta información es falsa, pues el pago real es de 16.000 dólares mensuales (unos 12.600 euros), más 2.000 dólares (unos 1.580 euros) de mantenimiento, lo que hace un total de 18.000 dólares (unos 14.000 euros).

Puntualizó que incluso esta cifra es inferior a lo que se paga en ciudades como Madrid y Moscú, a pesar que según Naciones Unidos, Ginebra es una de las cinco ciudades más caras de Europa.

Señaló que la embajada peruana en Ginebra, que dirige el ex ministro de Exteriores Manuel Rodríguez Cuadros, cumple un papel muy importante en la defensa de los intereses de Perú y de empresas peruanas ante diversos organismos de las Naciones Unidas, además de que su embajador cumple una representación concurrente en Nairobi (Kenia), ante el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.