El Supremo de Perú rechaza suspender la orden de arresto a Fujimori y le da cinco días para argumentar su recurso

El Supremo de Perú rechaza suspender la orden de arresto a Fujimori y le da cinco días para argumentar su recurso
6 de octubre de 2018 REUTERS / MARIANA BAZO - ARCHIVO

LIMA, 6 Oct. (Reuters/EP) -

El Tribunal Supremo de Perú ha rechazado suspender la orden de arresto interpuesta contra el expresidente Alberto Fujimori, al tiempo que ha dado a su defensa un plazo de cinco días para fundamentar su recurso contra la sentencia que anuló su indulto, según ha informado este viernes el Poder Judicial de Perú.

Fujimori, de 80 años, permanece en una clínica de Lima por una afección cardiaca después de que un juez del Supremo anulase su indulto y ordenase su detención para que pueda continuar cumpliendo condena por violaciones a los Derechos Humanos y permitir detenciones extrajudiciales durante su mandado al frente del Gobierno.

Su abogado, Miguel Pérez Arroyo, recurrió la sentencia y solicitó al tribunal suspender el arresto por un "inminente riesgo de muerte súbita" en caso de que el exmandatario sea ingresado de nuevo en prisión.

"El juzgado supremo declara improcedente la solicitud de suspensión de los efectos de la resolución impugnada" contra el expresidente Fujimori, ha apuntado este viernes el Poder Judicial en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, el Supremo ha impuesto a la defensa del expresidente un plazo de cinco días para "fundamentar" la apelación, "bajo apercibimiento de declararlo improcedente". Según ha explicado Pérez Arroyo, preparará los fundamentos de la apelación entre este viernes y el lunes.

El expresidente, que aseguró que volver a prisión sería una "condena de muerte", mantiene un resguardo de la Policía Judicial en la clínica y según el Ministerio del Interior, los agentes policiales deberán "esperar el alta" antes de llevarlo al penal.

Fujimori fue indultado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski a finales del año pasado cuando había cumplido unos 12 años de una condena de 25 años. La medida, que fue muy polémica, provocó celebraciones entre sus simpatizantes y fuertes críticas entre los familiares de las víctimas.