19 de julio de 2013

Perú.- Tres cargos electos del Constitucional no asumirán el cargo para acabar con la crisis política

Perú.- Tres cargos electos del Constitucional no asumirán el cargo para acabar con la crisis política
EUROPA PRESS

LIMA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los magistrados electos para el Tribunal Constitucional de Perú Francisco Eguiguren, Cayo Galindo y Víctor Mayorga han declinado formar parte del alto organismo, según ha informado este viernes el primer ministro peruano, Juan Jiménez, para conseguir una "ruta de salida" al escándalo político surgido por el supuesto reparto de cargos entre el Gobierno y los fujimoristas.

El miércoles, se eligieron a los nuevos miembros del Constitucional: el oficialista Cayo Galindo, los embajadores en España y Cuba, Francisco Eguiguren y Víctor Mayorga, respectivamente; los abogados José Luis Sardón y Ernesto Blume Fortini y el excongresista Rolando Sousa, del partido de la opositora Keiko Fujimori.

Tras salir a la luz un vídeo en el que se mostraba que hubo un supuesto reparto en la elección de candidatos en el alto tribunal el Banco Central y la Defensoría del pueblo, la oposición cargo contra el presidente, Ollanta Humala, por perpetuarse "un autogolpe de Estado", en palabras del expresidente Alan García.

Tras los nombramientos, se realizaron diversas protestas contra esta medida. La Policía peruana cargó en la noche del miércoles contra las protestas celebradas convocadas por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), bajo el lema 'Vergüenza Nacional'.

Jiménez ha asegurado que Eguiguren ha declinado formar parte del Constitucional para no compartir cargo con el fujimorista Rolando Sousa. El primer ministro ha indicado que espera que todos los magistrados elegidos el miércoles no asuman sus cargos, según ha informado el diario 'Perú 21'.

"Creo que es una fórmula que en la cual estaremos todos de acuerdo. Creo que todo el país está reclamando este escenario", ha explicado, en referencia a las protestas contra el supuesto reparto de cargos entre los oficialistas y los seguidores de Keiko Fujimori.