29 de abril de 2006

Perú/Venezuela.- El Gobierno peruano protesta formalmente tras las amenazas de Chávez de retirar su embajador

LIMA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Perú ha enviado a Venezuela una nota de protesta por las declaraciones del presidente Hugo Chávez en torno al proceso electoral peruano, actitud que fue calificada como una "flagrante intromisión" por las autoridades peruanas y que fue puesta en conocimiento de la Misión de Observadores de la Organización de Estados Americanos.

Chávez amenazó ayer con retirar a su embajador en Perú si el candidato Alan García se hace con la Presidencia del país en las próximas elecciones. El pronunciamiento peruano fue entregado al embajador de Venezuela en Lima, Cruz Manuel Martínez, después de una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores, Óscar Maúrtua.

En éste, se señala que las declaraciones de Chávez "constituyen una violación a los principios de la Carta Democrática Interamericana y representan una inaceptable y reiterada intromisión en un asunto de exclusiva competencia interna del Perú, como es la elección de sus autoridades políticas".

Asimismo, se recordó que el Gobierno venezolano había ratificado su compromiso de no interferir en los asuntos internos de Perú, pues esto constituye un principio fundamental del derecho internacional "indispensable para preservar la relación armónica entre los Estados, el cual se encuentra consagrado en la Carta de Naciones Unidas, en la Carta de la Organización de Estados Americanos y en la Resolución 2625 de la Asamblea General de la ONU, entre otros instrumentos internacionales".

Chávez calificó a Alan García de "bandido", "truhán" y "corrupto de siete suelas". La respuesta del líder aprista no se hizo esperar: dijo que las acusaciones de Chávez denotan "su bajo nivel cultural y moral", y opinó que se le deben aplicar sanciones hemisféricas.