3 de mayo de 2006

Perú/Venezuela.- Humala pide a Hugo Chávez que no se enfrente a Alan García

LIMA, 3 May. (EP/AP) -

El candidato nacionalista a la Presidencia de Perú, Ollanta Humala, instó el martes al presidente venezolano, Hugo Chávez, a "no caer en la provocación" de su oponente Alan García, que ha provocado una tensión diplomática entre Perú y Venezuela.

"Rechazo los adjetivos que se han empleado por ambos lados, tanto del señor Chávez como del señor García. Exhorto y le pediría al señor Chávez que no se deje llevar por la provocación del señor García", señaló Humala, en relación al reciente intercambio de acusaciones entre ambos políticos.

El ex presidente García, que según los resultados electorales se enfrentará a Humala en una segunda vuelta, llamó la semana pasada "sinvergüenza" al presidente venezolano por sus reiteradas críticas a Perú en torno al deseo del país de sellar un tratado de libre comercio con Estados Unidos, y Chávez le respondió calificándolo de "truhán" y "ladrón".

Cuando el presidente peruano, Alejandro Toledo, salió en defensa de García, Chávez dijo que los dos peruanos eran "caimanes del mismo pozo". Como consecuencia de las descalificaciones, Toledo retiró el sábado al embajador de Perú en Caracas, Carlos Urrutia, por considerar que Chávez estaba "entrometiéndose" en los asuntos internos peruanos.

Humala, ex teniente coronel del Ejército, pidió públicamente a Chávez que no responda a García. "Le diría al señor Chávez que los nacionalistas creemos en nuestra soberanía y que, por favor, que a nuestros ladrones nos los deje tranquilos, nosotros vamos a ocuparnos de nuestros ladrones", dijo el candidato sonriendo a los periodistas, que pidieron que explicara por qué llamaba así al ex presidente García.

Humala explicó que tan sólo estaba recordando que fue el presidente de Venezuela el que había llamado a García "ladrón, corrupto, mentiroso, todos saben si es o no es verdad eso".

Mientras, el ministro peruano de Asuntos Exteriores, Oscar Maúrtua, trató de bajar el tono al tenso ambiente diplomático entre los dos países, y dijo que "el Gobierno está empeñado en que la segunda vuelta presidencial se produzca sin ningún tipo de interferencias, y sea el pueblo peruano el que decida soberanamente quién será su futuro gobernante".

Maúrtua descartó que se vayan a romper las relaciones diplomáticas con Venezuela, y dijo que la retirada del embajador peruano de Caracas ya es "un acto muy firme, tajante y explícito per se".