3 de noviembre de 2011

El vicepresidente segundo niega que pidiera la intervención de la Policía para favorecer a un grupo empresarial

LIMA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo de Perú, Omar Chehade, investigado por un delito de tráfico de influencias, ha negado ante la Comisión de Ética del Congreso que solicitara la intervención de la Policía Nacional para favorecer al Grupo Wong en su litigio con la azucarera Andahuasi.

"Estoy muy tranquilo porque, a pesar de que el tema ha afectado a mi honor y a mi familia, tengo la conciencia muy limpia", ha dicho el vicepresidente segundo, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias ANDINA.

Chehade ha admitido que se reunió en un restaurante de Lima con los generales de Policía Raúl Salazar, Abel Gamarra, Guillermo Arteta y su propio hermano, Miguel, aunque ha rechazado que fuera para solicitarles ayuda en nombre del Grupo Wong.

Así, el vicepresidente segundo ha aclarado que organizó la reunión para agradecer a los tres generales la protección que le dieron durante la campaña electoral y para analizar diversos temas de seguridad en la capital, como los últimos disturbios en el Estadio Monumental Ate.

Según, chehade, los generales Arteta y Gamarra comentaron entre ellos el conflicto entre el Grupo Wong y Andahuasi, sin que él interviniera personalmente en la conversación que, ha subrayado, apenas duró unos minutos.

Además, el vicepresidente segundo ha restado credibilidad a un testigo que asegura que su hermano Miguel acudió a la comisaría de El Potao para entregar personalmente una resolución judicial sobre el litigio entre dichas empresas.

En la misma línea, ha alegado que Arteta, quien llevó el caso a los medios de comunicación, actúa movido por la venganza, ya que le acusa de su reciente retirada de la Policía. Así, ha señalado que su versión adolece de varias contradicciones, mientras que los otros generales coinciden en que él no intervino en la conversación sobre las empresas.