21 de octubre de 2010

Piedad Córdoba retomará sus contactos con el ELN y las FARC

Piedad Córdoba retomará sus contactos con el ELN y las FARC
FREDY BUILES / REUTERS

BOGOTÁ, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La líder del movimiento Colombianos y Colombianas por la paz y antigua senadora del Parlamento de Colombia, Piedad Córdoba, anunció este miércoles que volverá a dialogar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombainas (FARC) y con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), como parte de las acciones que impulsa para avanzar en la búsqueda de una salida negociada al conflicto interno que vive Colombia.

"Vamos a reabrir el diálogo epistolar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), después de más de un mes de intensas discusiones, de lograr ponernos de acuerdo frente a un texto, tanto para las FARC como para el ELN, hoy lo vamos a dar a conocer", manifestó Piedad Córdoba en TeleSUR.

"El hecho de que se haya puesto un obstáculo en el camino del trabajo hacia la paz en Colombia, no significa que nosotros no vayamos a seguir realizando el trabajo", afirmó Córdoba este miércoles.

La Procuraduría General de la República (PGR), en lugar de apoyar a los movimientos sociales y defensores de las garantías ciudadanas, "ha permitido que muchas plataformas de Derechos Humanos nos pusiéramos de acuerdo en este texto que se va a enviar", indicó Córdoba.

El pasado 27 de septiembre la PGR anunció su intención de inhabilitar por 18 años a la senadora liberal colombiana Piedad Córdoba por su presunta promoción y colaboración con las FARC.

Según la PGR, Cordoba, "colaboró y promovió a las FARC durante el periodo comprendido entre el 15 de agosto y el 20 de noviembre de 2007, así como en los años 2007, 2008 y 2010".

No obstante, los abogados de la senadora defendieron que los contactos que la congresista tuvo con la guerrilla fueron autorizados por el Gobierno de su país como parte del proceso de liberación de rehenes cautivos por el grupo insurgente.

Córdoba ha rechazado el proceso de inhabilitación emitido por la PGR, al indicar que no se le garantiza imparcialidad, por lo que pidió que el fallo sea revisado.