6 de marzo de 2010

Piñera pide al centro izquierda un nuevo trato político para afrontar la reconstrucción de Chile

SANTIAGO, 6 Europa Press.

El presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, pidió este sábado "un nuevo trato político y una nueva actitud" al oficialismo de centro izquierda que, a partir del jueves, pasará a ser oposición, con el objetivo de enfrentar con unidad nacional los devastadores efectos del terremoto de 8,8 grados Richter que afectó al país la semana pasada.

En una reunión que en otras circunstancias no se habría producido por las diferencias entre ambos bloques y a cinco días de que Piñera llegue a La Moneda para suceder a Michelle Bachelet, el gobernante electo dijo que del país requiere de la voluntad y del apoyo legislativo de todos los sectores políticos para reconstruir el país, ya que se deberán promulgar nuevas leyes para superar la emergencia que ha dejado, hasta el momento, 452 muertos, 2 millones de damnificados, medio millón de casas y pisos destruidos, millonarios daños en infraestructuras y un número aún desconocido de desaparecidos.

"Hemos conversado con los presidentes de los partidos de la actual Concertación la necesidad de una actitud nueva y de un nuevo trato porque vamos a tener que enfrentar algunas leyes muy importantes en los próximos días y semanas", dijo Piñera.

Aseguró que las primeras medidas de su Gobierno serán el envío al Parlamento de "una ley de emergencia para ayudar en forma más eficaz a los damnificados de este terremoto y maremoto; una ley de reconstrucción para iniciar el proceso de reconstruir lo que el maremoto y el terremoto destruyeron, y una ley de donaciones para recibir la solidaridad del sector privado, porque esto va a requerir no solamente el esfuerzo del Estado sino que el esfuerzo de toda la sociedad civil". Asimismo, adelantó "una revisión completa y profunda de nuestros sistemas de alerta temprana y de ayuda temprana".

Por su parte, el presidente de la Democracia Cristiana y portavoz del oficialismo, el diputado Juan Carlos Latorre, dijo que la Concertación, que dejará el poder tras 20 años, expresó a Piñera una "clara y nítida disposición y plena voluntad a colaborar en todas aquellas tareas que posibiliten no solamente enfrentar esta emergencia que está viviendo el país, sino que asociarnos con el mayor espíritu de colaboración a lo que sea el proceso de reconstrucción nacional que tendremos que enfrentar en los próximos tiempos".