13 de abril de 2016

¿Cómo podrán convencer Fujimori y Kuczynski a los votantes de Mendoza?

¿Cómo podrán convencer Fujimori y Kuczynski a los votantes de Mendoza?
MARIANA BAZO / REUTERS

LIMA, 13 Abr. (Notimérica) -

Con más del 95 por ciento de los votos escrutados, las elecciones de Perú celebradas este domingo le dan la victoria a la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien ha obtenido el 39,8 por ciento de los votos.

No obstante, su apoyo no es lo suficientemente elevado como para evitar la segunda vuelta, por lo que se tendrá que enfrentar, el 5 de junio, al líder de Peruanos por el Kambio (PPK), Pedro Pablo Kuczynski, respaldado por el 21 por ciento de los votantes.

Los próximos comicios dejan fuera a la tercera candidata favorita, Verónika Mendoza, del Frente Amplio, quien luchó contra Kuczynski por un segundo puesto. Mendoza obtuvo un 18,8 por ciento de los votos, únicamente dos puntos menos que el candidato de PPK.

Esto se traduce en un total de dos millones 769.975 de peruanos que veían en la izquierdista Mendoza a la futura presidenta del país iberoamericano y que, ahora, deberán decidirse entre Fujimori y Kuczynski.

El duelo se presenta como una lucha entre el partido fujimorista de derechas, Fuerza Popular, y la formación política antifujimorista y de centro-derecha, PPK, tras unas elecciones que han dejado fuera al grupo de izquierda y antifujimorista favorito, Frente Amplio.

Por ello, las diferencias ideológicas entre los votantes de Mendoza y los dos candidatos a suceder al presidente Ollanta Humala plantean la duda de cómo se harán los líderes con las papeletas de Mendoza.

Al respecto, el investigador del Instituto Universitario de Investigación y Estudios Latinoamericanos Rogelio Núñez, en diálogo con Notimérica, ha repasado los posibles escenarios y opciones de los votantes de Mendoza.

VOTO DIVIDIDO

Según Núñez, "probablemente", el voto de la tercera candidata favorita en las presidenciales se divida en tres sectores.

1. Sector urbano e ideologizado. Considerado "la élite del partido", este grupo se decantaría por la abstención debido a su fuerte defensa de las medidas izquierdistas. "No apoyarían a un neoliberal como Kuczynski", asegura el analista.

"Para ellos es más conveniente ser la oposición, si es con Fujimori liderarían el antifujimorismo", y en el caso contrario serían el partido de izquierda líder.

2. Sector popular. Este electorado se concentra en el sur y la sierra del Perú y fue el principal soporte de Frente Amplio. Se trata del grupo más popular y rural y, en opinión del experto, una gran parte sí que va a votar. "¿A quién? A Keiko Fujimori", considera Núñez.

Los motivos de esta posible decisión radican en que no han estado satisfechos con el modelo de Gobierno de los últimos años, llevado a cabo por presidentes antifujimoristas.

En este punto es necesario recordar que, a pesar de que en el último periodo el fujimorismo ha sido un partido perseguido, "es de arraigo popular". "A Keiko Fujimori no le vota la élite ni los grades empresarios, le votan los sectores populares de Lima y el norte del país", asegura el analista.

3. Sector más antifujimorista. Este último grupo hará lo que esté en su mano para evitar un Gobierno fujimorista en Perú. Por ello, previsiblemente, su voto irá dirigido a Kuczynski. No obstante, según Núñez, "este grupo no será muy amplio".

Así, los votos de Mendoza se repartirían entre estos tres bloques, cuyas dimensiones aún están por determinar. En base a esto, los dos candidatos reforzarán sus discursos electorales para hacerse con estos codiciados sectores.

LOS DISCURSOS DE LOS CANDIDATOS

En este sentido, el discurso de Kuczynski tendría dos pilares fundamentales: el antifujimorismo y una orientación más social. En contraste con la primera vuelta, el candidato de PPK podría darle un "giro más social" a su campaña, ya que el voto de clase media o media alta ha sido la que le ha propulsado al segundo puesto. "Fuera de ahí tiene problemas con el electorado", cree el analista.

Sin embargo, Kuczynski cuenta con un gran apoyo: el cuarto poder. "La mayoría de los medios de comunicación están de parte de este candidato" y esto es una buena baza de cara a los comicios.

En cuanto a Keiko Fujimori, es consciente de que parte como favorita, con casi un 40 por ciento de los votos. "Su problema es que la sociedad peruana está muy polarizada", apunta Núñez.

"Aproximadamente el 45 por ciento de la población es fujimorista, pero le va a resultar complicado crecer más allá". Así, su estrategia podría estar orientada al voto popular del sur, presentándose como una figura nueva a la que "no se le pueden achacar los problemas del pasado".

EL PESO DE LA INSEGURIDAD CIUDADANA

Otro factor a considerar es una de las principales preocupaciones de la sociedad peruana. Al contrario de lo que sucede en gran parte de América Latina, esta no es realmente la economía o la crisis, sino la "inseguridad ciudadana".

En este asunto, "el fujimorismo tiene una gran ventaja respecto a Kuczynski". Ninguno de los anteriores presidentes antifujimoristas del Perú ha resuelto este problema que, de hecho, no ha hecho más que empeorar.

En contraste, Keiko Fujimori apuesta por la "mano dura" que, junto con el mensaje popular, constituiría la base de su discurso electoral en la segunda vuelta.

Aparentemente, la hija del exmandatario podría hacerse con la mayoría de los votos, "pero no se deben olvidar a los votantes de otros partidos minoritarios, que probablemente le darán su apoyo a Kuczynski".

Por ello, según Núñez, "la segunda vuelta estará muy reñida y se decidirá por muy pocos votos". "Keiko parte como favorita, pero le va a costar mucho crecer. El electorado de Mendoza será decisivo", sentencia.