7 de enero de 2015

Polémica en Brasil por nuevos aumentos en las tarifas de transporte público

Polémica en Brasil por nuevos aumentos en las tarifas de transporte público
REUTERS

RÍO DE JANEIRO, 7 Ene. (Notimérica) -

   El nuevo año ha traído consigo considerables aumentos en las tarifas del transporte público en varias ciudades brasileñas, como Río de Janeiro, donde el billete de autobús ya cuesta un 13% más que el año pasado, pasando de 3 a 3,40 reales (1,2 dólares) lo que ha provocado la indignación de muchos cariocas.

   Se trata de la mayor subida en una década, un aumento que el alcalde de Río, Eduardo Paes, ha justificado para poder equipar todos los autobuses urbanos con aire acondicionado antes de los Juegos Olímpicos de 2016, una promesa ratificada en un decreto firmado el año pasado que no será de fácil cumplimiento.

   En la actualidad, en una ciudad donde las temperaturas superan con facilidad los 40 grados, tan sólo cuenta con aire acondicionado el 28% de los más de 9.000 autobuses que conforman la flota urbana, que deberá ser renovada casi por completo en apenas un año.

   Río de Janeiro superó recientemente a São Paulo en tiempo medio de desplazamiento en transporte público debido a sus problemas de tráfico, agravados con las obras olímpicas que ya inundan toda la ciudad.

   Según el Instituto de Investigación de Economía Aplicada de Brasil (IPEA), los trabajadores cariocas pasan una media de 86 minutos en el transporte público y gastan entre el 17% y el 70% de sus ingresos en costear los desplazamientos, por lo que las tarifas del autobús son un tema muy sensible.

   A pesar de todo, en São Paulo el incremento es aún mayor: tanto el metro como los autobuses y los trenes pasarán de valer 3 reales (1,10 dólares) a 3,50 (1,30 dólares), aunque el Gobierno del Estado ha intentado calmar los ánimos garantizando la gratuidad total a los estudiantes de baja renta que hasta ahora pagaban la mitad del billete. Se beneficiarán 505.000 estudiantes, la mayoría de la red pública de enseñanza.

   Aún así, la medida no ha dejado satisfechos a los movimientos sociales, que consideran abusivas las subidas en unos transportes de calidad deficiente. El Movimento Passe Livre ya ha convocado una manifestación este viernes frente al Teatro Municipal de la capital paulista. Este colectivo fue uno de los que encendieron la mecha de las protestas que llevaron a la calle a cientos de miles de brasileños en junio de 2013.

   Las manifestaciones surgieron por el encarecimiento del transporte en São Paulo pero pronto contagiaron a otra decena de ciudades y ampliaron las quejas por los deficientes servicios públicos, desde la sanidad a la educación, justo cuando el país celebraba la Copa Confederaciones y se preparaba para el Mundial de Fútbol del año siguiente con inversiones millonarias.

   TE PUEDE INTERESAR...

   Los estadios del Mundial de Brasil costaron un 50% más de lo previsto