20 de febrero de 2020

La Policía de Canadá ofrece su retirada de territorio indígena en Columbia Británica mientras continúa el diálogo

La Policía de Canadá ofrece su retirada de territorio indígena en Columbia Británica mientras continúa el diálogo
Canadá.- La Policía ofrece su retirada de territorio indígena en Columbia Britán - GETTY IMAGES / MARK THOMPSON - ARCHIVO

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Seguridad Pública de Canadá, Bill Blair, ha informado este jueves de que la Real Policía Montada de Canadá (RCMP por sus siglas en inglés) ha ofrecido retirarse del territorio indígena de los Wet'suwet'en en la provincia de Columbia Británica mientras continúan las conversaciones con el Gobierno sobre las protestas y bloqueos por la construcción de un gaseoducto.

Según una carta enviada por la jefa de la Policía Jennifer Strachan a los jefes comunitarios del pueblo Wet'suwet'en a la que ha tenido acceso la cadena de televisión CBC, la RCMP ha ofrecido desplazar sus efectivos desde el lugar de la protesta a la ciudad cercana de Houston si los manifestantes mantienen despejada la vía ferroviaria de Morice West Forest, que se ha visto afectada durante las últimas dos semanas de bloqueos.

"Creo que la RCMP ha tomado una decisión operacional importante en base a las circunstancias actuales", ha manifestado Blair en relación con unas protestas que comenzaron hace casi quince días y buscan frustrar el proyecto de construcción de un gaseoducto de más de 600 kilómetros que tiene previsto atravesar tierras indígenas en Columbia Británica.

"Han pedido un compromiso por parte de los jefes indios de que la vía permanecerá despejada y sin obstrucción alguna, lo que supone una estrategia mucho menos conflictiva y más pacífica y apropiada dadas las circunstancias", ha expresado Blair antes de destacar que espera que la decisión aminore la preocupación de la población.

Los bloqueos de carreteras y vías han afectado a gran parte del país, especialmente en el este, y han llevado a la Compañía Nacional Ferroviaria a suspender sus servicios en varias zonas. Esto afecta principalmente a comerciantes y agricultores cuyos medios de vida dependen del tren.

La ministra de Asuntos Autóctonos y del Norte canadiense, Carolyn Bennet, ha ofrecido, por su parte, reunirse con los jefes indígenas para contribuir a resolver la disputa sobre la construcción del gaseoducto --el proyecto Coastal GasLink--, por parte de la empresa TC Energy, que ha dicho que seguirá adelante con la obra.

La condición que habían puesto en un inicio los indígenas para reunirse con altos cargos a nivel nacional y provincial era la retirada de la Policía de sus territorios.

INDÍGENAS A FAVOR DEL PROYECTO

Las protestas también han levantado la polémica entre la propia comunidad indígena, donde también hay grupos partidarios de la construcción del gaseoducto.

Una veintena de jefes comunitarios han firmado a favor del proyecto, que consideran que facilitará el suministro de gas natural desde el noreste de Columbia Británica hasta la costa oeste, lo que fomentará la creación de empleos y dejará otros beneficios económicos.

Los adeptos del proyecto, que han afirmado que "no es asunto" de los manifestantes y les ha pedido no entrometerse, ven el gaseoducto, valorado en unos 6.000 millones de dólares como una forma de que la comunidad salga adelante.

El miércoles, unas 200 personas se reunieron en una sala de cine en Houston para expresar su apoyo al gaseoducto. Entre ellos se encontraba Robert Skin, que ha sostenido que fue elegido al frente del consejo del pueblo Skin Tyee, que forma parte de los Wet'suwet'en para mejorar las condiciones de la comunidad.

Así, ha aseverado que el gaseoducto mejorará las vidas de la siguiente generación. "Con el acuerdo de beneficios que firmó el pueblo Skin Tyee, nos veo en un lugar mejor de cara a los próximos cinco años", ha afirmado.

Para él los manifestantes "únicamente ven un lado de la historia" y no entienden las ventajas que puede traer consigo este tipo de proyectos de infraestructura.