9 de febrero de 2012

Policías en Bahía ponen fin a la huelga y se entregan a las autoridades

Policías en Bahía ponen fin a la huelga y se entregan a las autoridades
REUTERS

BRASILIA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Unos 300 policías que permanecían atrincherados en la sede de la Asamblea Legislativa del estado brasileño de Bahía (noreste) se han entregado este jueves a las autoridades con lo que ponen fin a una huelga de diez días que disparó los niveles de inseguridad en esa importante región.

   Los oficiales salieron por la parte trasera del edificio, donde les esperaban las autoridades, mientras decenas de militares recuperaron el control de la sede parlamentaria que estuvo paralizada por la protesta y que fue escenario de enfrentamientos entre manifestantes y soldados.

   Uno de los abogados de los policías citado por medios locales ha asegurado que los policías decidieron entregarse después de que un tribunal rechazara una solicitud de habeas corpus a favor de varios oficiales acusados, sin embargo, ha dejado claro que esto no supone el fin de su lucha por sus demandas.

   Según han revelado fuentes del Ejército, el líder de la huelga iniciada, Marco Prisco, y otro de los cabecillas identificado como Antonio Paulo Angeline, también se habrían entregado a pesar de que sobre ellos pesaban órdenes de captura.

   Precisamente una de las demandas de los amotinados era la amnistía para un grupo policías acusados de participar en actos vandálicos, petición que ha sido rechazada por el gobernador de Bahía, Jacques Wagner, quien accedió a indultar únicamente a los oficiales que no estuviesen implicados en delitos.

   Los manifestantes pedían además un aumento salarial de 17 por ciento que Wagner había aceptado, siempre que se hiciera de manera progresiva en un plazo máximo de tres años.

   Las conversaciones para poner fin al conflicto fracasaron esta semana en medio de un cruce de acusaciones entre los policías y las autoridades.

   La ausencia de unos 6.000 efectivos policiales en las calles desató una ola de violencia en Bahía que se cobró la vida de 135 personas, de acuerdo a cifras oficiales, a pesar del despliegue de unos 3.000 soldados. Además, se han registrado disturbios, saqueos y otros hechos de violencia en diferentes lugares.