21 de septiembre de 2009

Polonia debe buscar unos vínculos de seguridad más cercanos con Europa, según su ministro de Exteriores

VARSOVIA, 21 Sep. (Reuters/EP) -

Polonia debe buscar unos vínculos de seguridad más cercanos con Europa después de la decisión tomada por el presidente estadounidense, Barack Obama, de descartar la construcción del escudo antimisiles ideado por su predecesor, el ex presidente George W. Bush, según declaró hoy el ministro polaco de Asuntos Exteriores, Radoslaw Sikorski.

Un sector de la población polaca, un leal aliado de la OTAN y de Washington, teme que la decisión de Obama pueda dar alas a una Rusia cada vez más asertiva. Moscú, un feroz crítico del escudo, acogió con agrado la decisión de la semana pasada.

"Espero que esto demuestre un impacto positivo", declaró a la radio local TOK FM, añadiendo que esta situación podría llevar a algunos a repensar "el sueño de basarlo todo en una alianza bilateral con Estados Unidos". "Somos un país europeo y aquí, en primer lugar y por encima de todo, debemos buscar garantías de seguridad", añadió.

La Unión Europea ha estado intentando durante muchos años desarrollar una postura más fuerte en cuestiones de seguridad y de defensa, aunque permanece parada por la desgana de los países miembro a gastar más dinero y por las preocupaciones sobre una duplicación del papel de la OTAN.

Sikorski se ha demostrado pragmático como ministro de Asuntos Exteriores, como por ejemplo en su intento por mejorar las dañadas relaciones que su país mantiene con Rusia. Sus comentarios sobre el escudo parecen tener por objetivo al presidente polaco, Lech Kaczynski, quien ha sido muy crítico con Rusia y ha apoyado el escudo como muestra de un mayor compromiso estadounidense hacia Europa.

La semana pasada, Obama manifestó que quería reemplazar esta instalación con unos sistemas de defensa más rápidos y flexibles que tendrían su base en el mar. Sikorski afirmó después del anuncio de Obama que Washington invitaría a Polonia en su debido momento para albergar un elemento del nuevo sistema de defensa.

También añadió que los planes estadounidenses de desplegar una batería Patriot como parte de los esfuerzos por mejorar sus defensas aéreas seguirán adelante.

Por otro lado, el viceministro de Defensa de Rusia indicó la semana pasada que Moscú descartaría el despliegue de misiles en Kaliningrado, un enclave cercano a Polonia, como respuesta a la decisión de Obama.

Pero el jefe del Estado Mayor de Rusia, Nikolai Makarov, afirmó hoy que no se había tomado aún ninguna decisión. "Debería ser una decisión política, debería ser tomada por el presidente", declaró a los periodistas.

Mientras, el ministro francés para Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, indicó hoy que la decisión de Obama hacia el escudo muestra la necesidad de una mayor cooperación europea en cuestiones de defensa.

"La decisión del presidente Obama nos debería hacer pensar en que tanto Polonia como Europa entera deberían basar su seguridad no en una sino en dos garantías de seguridad", declaró Lellouche durante una visita a Varsovia en referencia a la OTAN y a la UE.

Sin embargo, el director de la oficina de Seguridad Nacional polaca, Aleksander Szczyglo, que acoseja a Kaczynski, indicó que Varsovia no podía depender de la UE. "Es imposible, la UE no tiene una política de seguridad conjunta", declaró al diario 'Polska'.