12 de noviembre de 2019

La potencial sucesora de Morales denuncia un "boicot" del oficialismo para mantener el vacío de poder en Bolivia

La potencial sucesora de Morales denuncia un "boicot" del oficialismo para mantener el vacío de poder en Bolivia
La segunda vicepresidenta del Senado de Bolivia, Jeanine Áñez - REUTERS / MARCO BELLO

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La segunda vicepresidenta del Senado de Bolivia, Jeanine Añez, ha denunciado un "boicot" de los parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del ya ex presidente Evo Morales, a la sesión prevista para este martes en la Asamblea Legislativa para acabar con el vacío de poder provocado por la crisis política.

Morales dimitió el domingo en el marco de las protestas contra el "gigantesco fraude" que, según el candidato opositor Carlos Mesa, cometió el Gobierno en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre para garantizar un cuarto mandato al líder indígena. La auditoría electoral realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA) ha confirmado irregularidades y pedido la repetición de las elecciones.

Conforme a la Constitución de Bolivia, el vicepresidente o los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, por este orden, son los llamados a sustituir a Morales, pero todos ellos dimitieron igualmente en señal de apoyo al antiguo mandatario, lo que ha sumido al país en una acefalia que dificulta aún más la solución a la crisis.

Añez, como 'número dos' del Senado, se declaró dispuesta a asumir de forma interina la Presidencia de Bolivia con el "único objetivo" de convocar nuevas elecciones, pero para ello es necesario que la Asamblea Legislativa se reúna para formalizar las dimisiones y nombrar sustitutos. Además de Morales, su vicepresidente y los titulares de las dos cámaras del Parlamento, decenas de cargos públicos han renunciado en estos días.

Sin embargo, para que la sesión de la Asamblea Legislativa sea valida debe contar un número mínimo de diputados y senadores --el quórum--, lo que hace imprescindible que acudan tanto opositores como oficialistas porque estos últimos ocupan dos terceras partes de los escaños del Congreso. El lunes, el jefe del MAS en el Parlamento, Sergio Choque, anunció que irían si les daban "amplias garantías" de seguridad para ellos y sus familias, algo que Áñez prometió.

Choque ha anunciado este martes que finalmente no irán a la Asamblea Legislativa, en un cambio radical. "Sin nosotros no existe quórum y esta es una posición de toda la bancada nacional del MAS", ha dicho el líder oficialista en declaraciones a la agencia de noticias Reuters.

"Hemos sabido, y de manera desafortunada, que de alguna manera se quieren boicotear las sesiones ya convocadas", ha confirmado Añez en rueda de prensa, lamentando dicha decisión, ya que "parlamentarios tanto del oficialismo como de la oposición" se habían comprometido a ir.

A la primera sesión, convocada a las 11.30 (16.30 hora peninsular española), solo ha acudido una diputada del MAS, de acuerdo con la agencia de noticias Fides. Así las cosas, Añez ha programado otra para las 16.00 (21.00). "La mayoría han manifestado que asistirá", ha afirmado, aunque asumiendo que "probablemente haya algunos que quieren boicotear".

"Nosotros tenemos un compromiso con los bolivianos", ha recordado a diputados y senadores. "Y queremos darle esa certidumbre, queremos que esta tarde se pueda elegir a la cabeza del Estado para que luego, como la población lo manifestó en las protestas, se llamen a nuevas elecciones generales que no sean fraudulentas", ha señalado.

Entretanto, Morales, que ha estado catorce años en el poder, ha embarcado en un avión rumbo a México, que le ha concedido asilo político por razones humanitarias.