13 de febrero de 2019

El presidente de Colombia califica de crimen de lesa humanidad el bloqueo de la ayuda humanitaria a Venezuela

El presidente de Colombia califica de crimen de lesa humanidad el bloqueo de la ayuda humanitaria a Venezuela
REUTERS / FREDY BUILES - ARCHIVO

WASHINGTON, 13 Feb. (Reuters/EP) -

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha afirmado este miércoles que impedir la entrada de alimentos y medicinas a Venezuela para aliviar la crisis humanitaria que sufren miles de personas es un crimen de lesa humanidad por parte del mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

Duque se ha reunido en Washington con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con quien ha abordado la crisis política, económica y social que atraviesa Venezuela. "En este encuentro hablamos a profundidad sobre la crisis de Venezuela. La profunda crisis humanitaria que vive ese país", ha dicho.

"Colombia se ha ofrecido y seguirá ofreciendo su territorio para la llegada de ayuda humanitaria. Y hacemos un llamado claro para que se entienda por parte de la comunidad internacional que impedir el acceso de ayuda humanitaria es un crimen de lesa humanidad por parte del dictador Nicolás Maduro", ha agregado.

En la ciudad colombiana de Cúcuta funciona desde la semana pasada un centro de acopio de alimentos y medicinas para los venezolanos. Otro fue ubicado en Roraima, en Brasil.

"Con el presidente Donald Trump compartimos ese objetivo: liberar a Venezuela de la dictadura, un objetivo que comparte la gran mayoría de países del hemisferio y que también comparte la gran mayoría de países de la Unión Europea", ha manifestado Duque, quien ha recalcado que Colombia seguirá intensificando el cerco diplomático contra Maduro y a favor del líder opositor Juan Guaidó.

El mandatario colombiano ha desvelado además que durante su encuentro con Trump también abordaron temas de comercio, seguridad, turismo, energía renovable, al tiempo que ha reiterado su compromiso de combatir el narcotráfico y reducir los cultivos de hoja de coca en el país sudamericano.

Guaidó, quien el 23 de enero se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela, anunció el martes que el próximo 23 de febrero "será el día que ingrese la ayuda humanitaria" en la nación caribeña, para lo cual pidió nuevamente la complicidad de los militares.

"El 23 de febrero será el día que ingrese la ayuda humanitaria en Venezuela", dijo el líder opositor desde la Avenida Francisco de Miranda de Caracas, en el contexto de una nueva movilización contra el Gobierno de Maduro que sumó a miles de manifestantes en las calles de la capital.

La semana pasada se abrió el primer centro de acopio en Cúcuta, en la frontera de Colombia, y el lunes informó de que se había producido el primer reparto de ayuda: 85.000 suplementos nutricionales que equivalen a 1.700.000 raciones para niños y 4.500 para embarazadas. "Y habrá un tercero y un cuarto", ha asegurado.

No obstante, Guaidó se mostró consciente de que la entrada masiva de ayuda humanitaria a Venezuela depende de que los militares, que controlan las fronteras del país, la dejen pasar. "Aquí hay una orden directa a las Fuerzas Armadas (...) Esta ayuda también es para ustedes, permitan que ingrese de una vez por todas", dijo.

El presidente de la Asamblea Nacional hizo hincapié en que Maduro "también se burla de la familia militar" porque los uniformados y su entorno sufren igualmente la falta de productos básicos --"aquí no hay de nada"-- y las detenciones por motivos políticos --"más 160 militares están siendo torturados"--.

Contador

Lo más leído en Política