31 de agosto de 2009

Presidente sirio critica a Irak por acusación "inmoral"

Por Marwan Makdessi

DAMASCO (Reuters/EP) - El presidente sirio, Bashar al-Assad, describió el lunes como "inmoral" la acusación de Irak indicando que Damasco es en parte responsable por los ataques de insurgentes en territorio iraquí, y pidió nuevamente a Bagdad que entregue evidencia.

Sus comentarios fueron el último disparo de una intensa disputa entre los países vecinos desde que funcionarios iraquíes acusaron a Siria de dar refugio a los responsables de ataques militantes en Irak.

"Cuando Siria es acusado de matar iraquíes, mientras aloja a unos 1,2 millones de iraquíes (...) esto es considerado una acusación inmoral", declaró Assad en una conferencia de prensa junto al presidente chipriota, Demetris Christofias, quien estaba de visita en Damasco.

"Cuando Siria es acusado de apoyar el terrorismo, mientras lo ha combatido por décadas (...) ésta es una acusación política que no sigue una lógica política. Y cuando es acusado de terrorismo sin prueba, está fuera de cualquier lógica legal", manifestó.

Irak y Siria removieron sus embajadores la semana pasada, luego de que Bagdad exigiera a Damasco entregar a dos supuestos autores intelectuales de ataques en Bagdad que causaron la muerte a unas 100 personas, en su mayoría en dos ministerios del Gobierno.

El domingo, Irak divulgó la confesión de un supuesto militante de Al Qaeda, quien declaró que agentes de inteligencia sirios entrenaban a combatientes extranjeros como él en un campamento antes de enviarlos a pelear en territorio iraquí.

Assad señaló que Siria seguía esperando que Irak enviara una delegación con evidencia documentada de las acusaciones.

Luego de reanudar relaciones a fines de 1990, la tensión entre ambos países reapareció luego de la invasión a Irak en el 2003. Los gobiernos iraquí y estadounidense han acusado a Siria de refugiar partidarios del ex líder Saddam Hussein y de permitir el ingreso de insurgentes a Irak.