19 de diciembre de 2018

El presidente del Tribunal Supremo de Brasil suspende la medida que podría dejar en libertad a Lula da Silva

El presidente del Tribunal Supremo de Brasil suspende la medida que podría dejar en libertad a Lula da Silva
REUTERS / STRINGER . - ARCHIVO

   BRASILIA, 19 Dic. (Notimérica) -

   El presidente del Tribunal Supremo Federal de Brasil, Dias Toffoli, ha suspendido este miércoles la decisión judicial que podría suponer la puesta en libertad del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011).

   Toffoli ha decidido "suspender los efectos" de la decisión provisional tomada previamente por el juez Marco Aurélio, que horas antes había decretado la puesta en libertad de todas las personas condenadas en segunda instancia que estuvieran pendientes de la resolución de recursos en instancias superiores, como el caso de Lula, encarcelado por hechos de corrupción.

   Según el texto del presidente de la Corte, transmitido por la cadena 'Globonews', el juez suspendió la decisión de su colega "hasta que el colegiado mayor", es decir los 11 jueces del Supremo, deliberen del tema de forma definitiva, algo que ocurrirá en abril de 2019, tal como él mismo estableció esta semana.

   De este modo, Toffoli ha aceptado así la petición de la fiscal general de la República, Raquel Dodge, que había recurrido la decisión del magistrado Marco Aurelio Mello, según ha informado el diario brasileño 'Folha'.

   Desde 2016 el Tribunal Supremo debate dos acciones legales contra la entrada en prisión tras la ratificación de una condena en segunda instancia. El magistrado Mello ha sido designado como el relator del caso y, aunque su dictamen es importante, está previsto que el pleno adopte una decisión definitiva el 10 de abril de 2019.

   La defensa de Lula intentó que el Supremo resolviera esta duda procesal en el primer semestre de este año, antes de que se conociera el fallo en segunda instancia sobre su condena por corrupción, pero la presidenta del alto tribunal, Carmen Lucia, se negó a adelantar el debate.

   En 2017, el juez Sergio Moro, futuro ministro de Justicia del Gobierno de Jair Bolsonaro, condenó a Lula a nueve años de cárcel por corrupción pasiva y blanqueo de capitales por aceptar un tríplex de lujo como pago de la constructora OAS a sus favores políticos. La sentencia fue confirmada en segunda instancia con una pena mayor: doce años de prisión.

   El líder izquierdista está recluido en Curitiba desde el pasado mes de abril, cuando se emitió el fallo en segunda instancia. La defensa esgrime que debería aguardar en libertad la sentencia definitiva de este caso, ya que todavía no han agotado todos los recursos posibles.

Para leer más