28 de octubre de 2019

El primer ministro de Irak presentará "próximamente" una propuesta de remodelación del Gobierno a raíz de las protestas

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La oficina del primer ministro de Irak, Adel Abdul Mahdi, ha confirmado que próximamente presentará una propuesta de remodelación del Ejecutivo para responder a las demandas de los manifestantes, en medio de la crisis política en la que está sumido el país.

"El primer ministro tiene una lista para el cambio de algunos ministros que será entregada al Parlamento una vez haya 'quorum' (para llevar a cabo la votación)", ha señalado el portavoz de Abdul Mahdi, Saad al Hadizi.

Así, ha indicado que los cambios afectarían a carteras "relacionadas con la puesta en marcha del programa del Gobierno y las peticiones de los manifestantes", antes de agregar que el objetivo es "acelerar la aplicación del paquete de reformas".

Al Hadizi ha hecho hincapié en la necesidad de celebrar "reuniones urgentes" para abordar la situación, sacar al país de la crisis, "mantener la paz civil" y "no ser arrastrados al caos", según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.

El Consejo de Seguridad Nacional celebró a última hora del domingo una reunión, encabezada por el propio Abdul Mahdi, para abordar la situación en el país a raíz de las últimas manifestaciones, que se han saldado con más de 60 muertos.

El organismo resaltó el derecho de la población a manifestarse de forma pacífica y recalcó que las fuerzas de seguridad deben proteger a los participantes en las protestas. Asimismo, pidió "cooperación" para mantener "la seguridad y la estabilidad".

Durante la jornada de este lunes, las fuerzas de seguridad han empleado gases lacrimógenos durante una protesta de estudiantes de escuelas y universidades en la capital del país, Bagdad, según informa la agencia de noticias Reuters.

"Hemos salido hoy para reclamar nuestros derechos, que nos fueron arrebatados en 2003, cuando el Gobierno estadounidense nos entregó a un grupo de ladrones", ha dicho Abas al Hamzaui, un estudiante en la ciudad de Diuaniya.

"Estamos aquí por la libertad, la dignidad y una buena vida. Pedimos la caída del régimen, la suspensión de la Constitución y un gobierno de emergencia", ha remachado.

Los iraquíes responsabilizan a la élite política y sus patrones, Irán y Estados Unidos, y denuncian que utilizan a Irak para lograr sus propios objetivos de influencia regional sin prestar atención a las necesidades de la gente corriente.

Las protestas, marcadas por las críticas por la falta de empleo, el mal estado de los servicios públicos y la corrupción, estallaron el 1 de octubre y desencadenaron en los días posteriores una violenta respuesta por parte de la Policía, a la que se ha acusado de utilizar fuego real.

Dicha primera oleada de protestas se saldó con la muerte de 150 civiles, cerca del 70 por ciento de ellos por disparos en el pecho y la cabeza, según una comisión de investigación. La segunda etapa de las movilizaciones ha dejado al menos 70 fallecidos.