26 de febrero de 2020

El primer presidente de Zambia tras la independencia pide el fin de los ataques con químicos y los linchamientos

El primer presidente de Zambia tras la independencia pide el fin de los ataques con químicos y los linchamientos
Zambia.- El primer presidente tras la independencia pide el fin de los ataques c - GETTY IMAGES / STEFAN ZAKLIN - ARCHIVO

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer presidente de Zambia tras su independencia, Kenneth Kaunda, ha hecho este miércoles un llamamiento al fin de los ataques con gases tóxicos contra viviendas y edificios públicos, así como a los linchamientos de sospechosos.

Kaunda, que ha tildado los ataques de "malignos", ha pedido a la clase política y las organizaciones civiles que "trabajen juntas" para lograr la paz, según ha informado el diario 'Zambia Daily Mail'.

En este sentido, el exmandatario ha reclamado que se apoyen los esfuerzos puestos en marcha por el actual presidente, Edgar Lungu, para hacer frente a la situación.

El ministro del Interior, Stephen Kampyongo, ha afirmado durante la jornada que un total de 26 sospechosos han sido arrestados y comparecerán próximamente ante los tribunales por su presunto papel en estos ataques.

Así, ha detallado que algunos de ellos han sido imputados por cargos de terrorismo, mientras que otros lo han sido por asesinato, tal y como ha recogido el diario 'Lusaka Times'.

Por su parte, la ministra de Información, Dora Siliya, ha cifrado en 46 las personas linchadas en el país después de ser acusadas por turbas de estar detrás de los ataques, antes de agregar que algunos de ellos eran inocentes.

El inspector general de la Policía, Kakoma Kanganja, dijo el sábado que el malestar ciudadano y la difusión de vídeos y otras grabaciones sociales para "aumentar el pánico entre la población" --por ejemplo mostrando supuestos asesinatos rituales que no habrían tenido lugar en Zambia--, derivaron en el surgimiento de turbas que se han tomado la justicia por su mano.

Un sospechoso interrogado en vídeo afirmó que los atacantes querían sacar sangre a las víctimas con jeringuillas después de que se desvanecieran, desatando rumores sobre el uso de la sangre para rituales, tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC.

Kanganja aseguró que la Policía había recibido hasta el sábado 511 denuncias sobre el uso de estas sustancias, que habrían afectado a 1.687 víctimas, según un comunicado recogido por 'Lusaka Times'.