1 de febrero de 2012

El príncipe Guillermo viaja a las islas Malvinas para recibir entrenamiento militar

El príncipe Guillermo viaja a las islas Malvinas para recibir entrenamiento militar
PHIL NOBLE / REUTERS

BUENOS AIRES, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El príncipe Guillermo de Inglaterra ha emprendido este miércoles un viaje a las islas Malvinas para recibir entrenamiento militar, en medio de tensiones por el repunte del conflicto que mantiene Argentina con Reino Unido por la soberanía de ese archipiélago ubicado en el Atlántico Sur.

   El duque de Cambridge y nieto de la reina Isabel II de Inglaterra viaja en un avión de la Real Fuerza Aérea (RAF), que hará una breve escala en la isla británica de Ascensión antes de llegar a las Malvinas tras 18 horas de vuelo, revela el diario londinense 'The Times'.

   Se espera que Guillermo, de 29 años, llegue a la base aérea de Mount Pleasant, en las islas Malvinas, y de inmediato comience su entrenamiento en uno de los helicópteros de rescate del Ejército británico.

   El príncipe, segundo en la línea de sucesión al trono, estará en el archipiélago seis semanas, según confirmaron hace unos días fuentes de la realeza de Reino Unido al anunciar su viaje que, desde entonces, ha levantado una ola de polémicas en Argentina.

   La RAF anunció en noviembre pasado en un breve comunicado que Guillermo va a llevar a cabo en las Malvinas "un despliegue de rutina" con otros cuatro pilotos de helicópteros Sea King como parte de su entrenamiento.

   La tensión entre Londres y Buenos Aires ha ido en aumento a medida que se aproxima el aniversario de la guerra y ante las perforaciones que las empresas británicas están llevando a cabo en las aguas próximas en busca de crudo.

   La llegada de Guillermo coincide con la conmemoración de los 30 años de la Guerra de las Malvinas, que comenzó en abril de 1982 cuando militares argentinos ocuparon las islas en un intento por recuperar su soberanía y culminó en junio con el triunfo de las tropas de Reino Unido.

   "El pueblo argentino lamenta que el heredero real arribe a suelo patrio con el uniforme del conquistador y no con la sabiduría del estadista que trabaja al servicio de la paz y el diálogo entre las naciones", señala el Ministerio de Exteriores de Argentina en un comunicado.

   De esta manera, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha acusado a Reino Unido de intentar "militarizar" la disputa por las islas Malvinas, al rechazar el anuncio que hizo Londres esta semana sobre el envío a la zona del buque 'HMS Dauntless'.

   El conflicto diplomático volvió a empeorar cuando el responsable de las relaciones con América Latina en el Foreign Office, Jeremy Browne, aseguró esta semana que "la soberanía de las islas no es negociable" y amenazó con adoptar "los pasos necesarios para garantizar su seguridad".

   Browne viajará el próximo junio a las islas Falkland, a las que los argentinos conocen como Malvinas, con el objetivo de participar en los actos de conmemoración del 30 aniversario de la victoria británica en la guerra contra Argentina.

   Argentina reclama a Londres la soberanía de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, que Reino Unido se anexionó en 1833. En 1982, ambos países se enfrentaron en una guerra que se saldó con la muerte de 649 militares argentinos, 255 británicos y tres civiles isleños.