8 de mayo de 2012

Prisión para los dos uniformados condenados por la matanza de Pará

BRASILIA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

   El Tribunal de Justicia de Pará ha ordenado el ingreso en prisión del coronel Mário Colares Pantoja y del mayor José Maria Pereira de Oliveira, condenados por la muerte de 19 trabajadores sin tierra en el municipio de Eldorado dos Carajás, ubicado en el sur de dicho estado brasileño, en 1996.

   El juez Edmar Pereira ha ratificado este lunes la sentencia que condena a Colares Pantoja y a Pereira de Oliveira a 228 y 158 años y cuatro meses de cárcel, respectivamente, por dicha matanza, y ha ordenado su ingreso en prisión, según informa la cadena O'Globo.

   A pesar de que ambos militares fueron condenados el pasado mes de abril, permanecían en libertad a la espera de que se resolviera el recurso de 'habeas corpus' presentado en 2005 ante el Tribunal Supremo Federal (STF).

   Colares Pantoja se ha entregado voluntariamente a las autoridades judiciales del municipio de Santa Izabel, ubicado en el noreste de Pará, y ha sido trasladado al centro penitenciario para militares de Anastácia das Neves.

   A pesar de ello, el abogado del coronel, Gustavo Pastor, ha adelantado que promoverá otro recurso de 'habeas corpus' ante el Tribunal Superior de Justicia (STJ) para anular el juicio porque, en su opinión, el juez no argumentó la tipificación del delito cualificado.

   Por su parte, el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST) ha celebrado la decisión judicial, al tiempo que ha expresado su deseo de que acabe la impunidad de estos crímenes. "El resultado de este caso tiene un carácter simbólico. No va a resolver todos los problemas, pero es una buena señal", reza el comunicado divulgado por el MST.

   La matanza se produjo el 17 de abril de 1996, cuando la Policía Militar cargó contra los 1.500 trabajadores sin tierra que emprendieron una marcha en Eldorado dos Carjás para protestar por el retraso en la expropiación de unos terrenos en la autopista PA-150. Un total de 19 personas murieron y los comandantes de la operación, Colares Pantoja y Pereira de Oliveira, fueron condenados.