14 de julio de 2009

Producción industrial Argentina sigue en baja en junio: informe

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - La actividad industrial argentina se contrajo un 7,5 por ciento interanual en junio debido al efecto de la crisis global, y acumula nueve meses consecutivos en baja, dijo el lunes un informe privado.

No obstante, la medición refleja una reducción del ritmo de caída respecto de registros previos porque el dato es comparado con un período del año pasado en el que una huelga agropecuaria sacudía a la economía local, señaló el estudio de la consultora Orlando Ferreres y Asociados.

En el primer semestre del 2009 la producción fabril argentina retrocedió un 9,2 por ciento respecto a igual lapso precedente y confirmó que se encuentra "en una fase recesiva" con al menos dos trimestres negativos, añadió el reporte.

"Pese a que la desaceleración industrial comenzó en 2007 y se profundizó en 2008, la crisis internacional golpeó de lleno a la industria argentina, y con fuerza a los sectores vinculados al comercio internacional", señaló el informe.

Las industrias metálicas básicas fueron las más afectadas y su actividad se derrumbó un 40 por ciento interanual en junio y un 39,2 por ciento en el semestre, en medio de una caída de la demanda mundial que golpó a los precios de la siderurgia.

La industria también sintió los efectos de la crisis automotriz, que colaboró con el retroceso del 21,2 por ciento interanual en el rubro maquinaria y equipo, que se agrandó al 29,5 por ciento en la medición semestral.

Los datos de la consultora contrastan con la medición oficial de la actividad industrial, que en mayo disminuyó un 1,7 por ciento interanual.

Las estadísticas públicas están bajo fuego en Argentina desde que el Gobierno intervino en el ente oficial que las elabora para despedir funcionarios y modificar metodologías, lo que le valió acusaciones de manipulación.

De acuerdo con la consultora, otros sectores que mostraron fuertes retrocesos en la medición interanual de junio fueron el de papel, un 21,7 por ciento; y el textil, un 21,8 por ciento; mientras que los plásticos crecieron un 8,4 por ciento y los minerales no metálicos, un 11,9 por ciento.

La economía argentina cerró a finales del 2008 un extenso ciclo de crecimiento a altas tasas por problemas locales que se sumaron a la crisis global, y pese a que el Gobierno calcula que el Producto Interno Bruto crecerá suavemente este año, la mayoría de los estudios privados aseguran que habrá recesión.