29 de junio de 2013

Profesores, estudiantes y legisladores protestan contra la reforma educativa del Gobierno de Buenos Aires

BUENOS AIRES, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Miembros de la comunidad educativa, académicos, legisladores, sindicalistas y estudiantes salieron este viernes a las calles de Buenos Aires, Argentina, para protestar por la reforma de los programas de estudios de la enseñanza Secundaria que envió el Gobierno porteño que elimina asignaturas troncales generales y recorta contenidos de otras materias. Además, hay previstos nuevas concentraciones y paros educativos para este lunes coincidiendo con la jornada de diálogo propuesta por el Gobierno de la ciudad.

El reclamo se centró en que "siga habiendo en las escuelas medias de la ciudad de Buenos Aires las materias que quiere sacar el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que son Física, Biología, Informática, Geografía, Historia, Filosofía, Psicología y Formación Ética y Ciudadana", aseguró Eduardo López, representante del sindicato Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

En este sentido, López convocó a "las familias, a los estudiantes y a los docentes a ir el lunes a todas las escuelas medias a participar en las jornadas de debate, que son abiertas y con suspensión de clases, para reclamar que no saquen estas materias, que haya centralidad del conocimiento, inclusión y calidad educativa", según informa la Agencia Nacional de Noticias de Argentina, Télam.

Por su parte la diputada porteña del Frente Progresista Popular, María Elena Naddeo, precisó que la medida "es un desacierto total del Gobierno de la ciudad, porque no pueden recortar las materias humanísticas en el momento de la vida de los chicos donde más formación ciudadana y política hace falta" agregó para luego afirmar que "es una decisión basada en criterios tecnocráticos que desconocen la realidad".

Paralelamente, también se registró una marcha contra la reforma que congregó a unos mil estudiantes que representaban a unas 30 escuelas medias, agrupados en la Corriente Estudiantes de Base (CEB), y cuyo recorrido finalizó ante el Ministerio de Educación porteño.

Asimismo, profesores y educadores de la Universidad de Buenos Aires, impartieron una clase pública frente al Cabildo porteño que contó, también, con la presencia de legisladores y sindicalistas para rechazar el borrador curricular ya enviado a las escuelas y llamaron a participar en la jornada de debate de clases escolares para el próximo lunes, 1 de julio.

Esta jornada de debate sobre la reforma fue a propuesta del Gobierno de Macri para calmar las sucesivas marchas y ocupación de escuelas por parte de estudiantes de Secundaria que tuvieron lugar a finales de 2012 y cuyas demandas giraban en torno a poder participar en la discusión de la nueva normativa.

El origen de toda esta problemática proviene de la adecuación de los planes de estudios para las escuelas dictados por el Consejo Federal de Educación en el año 2009 que generó amplios rechazos en los sectores educativos de la capital. Aunque, no obstante, cada provincia tiene autonomía para implementar esas modificaciones y legislarlas dentro de un marco federal.

Sin embargo, el Gobierno de Macri no realizó apenas cambios y propuso adecuar la reforma que elimina materias como Historia de cuarto y quinto año de Secundaria y se impulsan seminarios y talleres de Ciencias Sociales, ampliamente rechazados por docentes e historiadores, quienes consideran que a la edad de 15 y 16 años "es fundamental una mayor carga horaria en esta asignatura, más teniendo en cuenta la opción de poder votar habilitada a partir de este año", según uno de los profesores presente en la protesta en relación a la ampliación del sufragio universal a partir de los 16 años.