18 de junio de 2009

Pte. Perú admite error, pide derogar polémicas leyes

Por Teresa Céspedes

LIMA (Reuters/EP) - El presidente peruano, Alan García, reconoció el miércoles errores de su Gobierno sobre la forma como enfrentó el conflicto con los nativos amazónicos y pidió al Congreso derogar polémicas leyes que desencadenaron las peores protestas de su gestión y que dejaron 34 muertos.

En un mensaje a la nación transmitido por varios canales de televisión, García respaldó sin embargo el trabajo de su jefe de gabinete, Yehude Simon, quien ha afirmado que renunciará a su cargo luego de solucionar el conflicto con los indígenas, que protestaron ante el temor de que las leyes los "despojen" de sus territorios, ricos en recursos naturales.

"Llega el momento de hacer un balance, de reconocer la sucesión de errores y exageraciones que hemos vivido todos, de alguna o de otra manera", afirmó García al admitir además que no se conversó con los nativos los decretos que buscaban impulsar la inversión privada en la Amazonía.

Más temprano, Simon presentó al Congreso un proyecto de ley para que sean derogadas las leyes 1090 y 1064, incluidas en el marco regulatorio de un pacto de libre comercio que Perú suscribió con Estados Unidos.

"Yo lo respaldo (a Simon) porque es mejor una rectificación valerosa que una torpe obstinación por ver quién gana. Y sé que el Parlamento así lo comprenderá y yo se lo pido públicamente", afirmó García al referirse a la propuesta de derogatoria.

En su mensaje a la nación, García reiteró que el conflicto fue aprovechado por líderes políticos opositores y "enemigos de Perú" que difundieron noticias falsas para dañar la imagen del país e "imponer sus ideas extranjeras".

"Aprendo que, querer modernizar muy rápidamente trae conflictos y no tengamos temor de eso si el país avanza, pero evitemos la muerte y el dolor que son irremediables, y si ocurrieron, rectifiquemos, reconciliemos y recomencemos", dijo García.

CONGRESO DEBATIRA DEROGATORIA

Según el presidente del Congreso, Javier Velásquez, el proyecto sería debatido el jueves en el pleno del Parlamento.

"El Congreso facilitará a la mesa de diálogo para darle una solución integral al problema amazónico", dijo Velásquez.

Las protestas de los indígenas durante dos meses desencadenaron cruentos enfrentamientos que dejaron al menos 34 muertos entre policías e indígenas.

"Que nunca más se repitan hechos como los que sucedió", refirió el primer ministro en el Congreso tras presentar su pedido de derogatoria.

Las protestas fueron lideradas por el indígena Alberto Pizango, acusado por el Gobierno de sedición, conspiración y rebelión y quien permaneció refugiado en la embajada de Nicaragua en Lima por más de una semana.

El miércoles, luego de recibir el salvoconducto para salir del país, Pizango se dirigió al aeropuerto de Lima, donde tenía previsto partir hacia Nicaragua en un vuelo comercial.

Un representante de la embajada nicaragüense confirmó que Pizango tomó el avión al país centroamericano.

(Por Teresa Céspedes, con colaboración de Dante Alva, Editado por Juana Casas)