26 de agosto de 2019

Los pueblos indígenas de Brasil piden ayuda al mundo ante las violaciones a sus derechos desde que llegó Bolsonaro

Los pueblos indígenas de Brasil piden ayuda al mundo ante las violaciones a sus derechos desde que llegó Bolsonaro
Brasil.- Los pueblos indígenas denuncian que la violación de sus derechos aumentVICTOR MORIYAMA/GREENPEACE BRAZI / DPA

MADRID, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Organización de los Pueblos Indígenas del Brasil (APIB) ha pedido ayuda a los brasileños y sus instituciones, a la comunidad internacional y a los tribunales internacionales para frenar las violaciones de sus derechos que aseguran que se han incrementado tras la llegada a la Presidencia de Brasil de Jair Bolsonaro.

La entidad ha anunciado este lunes que una delegación de los pueblos indígenas viajará en pocas semanas a la Unión Europea para informar al mundo de esta situación que se ha agravado tras la llegada de Bolsonaro y al considerar que el escenario es seguir empeorando.

"Estamos siendo empujados a una guerra que tiene un punto final, experimentamos más recientemente con el asesinato del jefe emira Wajãpi en Amapá, Brasil", ha manifestado la organización en un comunicado en el que piden ayuda nacional e internacional.

La coordinadora ejecutiva de APIB, Sonia Guajajara, señala que "como el Amazonas arde, los pueblos indígenas de Brasil se escuchan, después de décadas pasadas con violaciones a sus derechos que han provocado tanto sufrimiento".

El colectivo acusa a madereros, mineros, bioprospectores, propietarios agroindustriales de estar apoyados por un "poderoso" grupo de influencia en el Congreso Nacional, donde cuentan con más de 200 representantes y grandes empresarios, a los que acusa de plantear "nuevas y terribles amenazas" que se han intensificado por políticas "anti-indígenas" y "anti-ambientalistas" del Gobierno de Jair Bolsonaro de quien consideran que "parece normalizar e inspirar a la violencia" contra el medio ambiente y en contra de sus territorios y los pueblos indígenas.

Los incendios forestales se han incrementado un 82 por ciento desde 2018 según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE).

"Los incendios en el Amazonas han conmocionado al mundo. Para nosotros representan un crimen contra la humanidad", añade la representante indígena que recuerda que la deforestación en la Amazonía está "estrechamente vinculada al fuego".

Así, añade que los diez estados brasileños de la Amazonía han sufrido el 43 por ciento de la deforestación en lo que va de año en todo el país y precisamente, las tasas son más altas en los estados de Acre, Amazonas, Mato Grosso, Rondônia y Roraima, las áreas con mayor proporción significativa de población indígena y la región en la que habita la mayor parte de la población restante de Brasil de los pueblos nativos aislados, de acuerdo con los registros mantenidos por la Coordinación de las Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña (COIAB).

Los territorios indígenas son las mejor conservadas del mundo. En la Amazonía Brasileña, según un comunicado de la organización, las comunidades protegen el 27 por ciento de los bosques y la selva proporciona 5.200 millones de toneladas de agua al día.

Así, insiste en que los derechos indígenas a la tierra funcionan como barreras contra la tala y el daño provocado por la agroindustria de los bosques y para la biodiversidad.

Además, añade que la falta de control en las autorizaciones para el uso de veneno contra las plagas agrícolas ha provocado la intoxicación de los suelos y daño a la población de abejas y lamenta que a medida que crecen las áreas de soja se ha reducido el arroz, los frijoles, el trigo y la producción de yuca en un 25-30 por ciento.

Según APIB, el Gobierno de Brasil está debilitando la protección ambiental y el debilitamiento de los derechos de los pueblos indígenas y otras comunidades rurales.

"Estamos poniendo nuestros cuerpos y nuestras vidas en la línea. Si desaparecemos, lo harán los bosques tropicales del mundo, ya que donde hay vida indígena, hay bosques en pie, a pesar de los constantes ataques y crecimiento que nuestros territorios sufren todos los días", añade Guajajara.

"Somos un país bendecido con preciosa biodiversidad, con acuíferos que contienen una enorme cantidad de reservas de agua dulce del mundo", defiende la representante indígena que denuncia que ante un escenario de empeoramiento están siendo empujados a una guerra que tiene un punto final.

Para leer más