18 de junio de 2009

Pullmantur niega crucero esté cuarentena en Venezuela por gripe

MADRID (Reuters/EP) - La empresa española Pullmantur desmintió el jueves que un crucero suyo estuviera en cuarentena a causa de un brote de gripe H1N1 como habían afirmado las autoridades venezolanas, e indicó que todos los pasajeros de esa nacionalidad desembarcaron en la isla de Margarita.

El barco con el resto de personas se dirige a la isla de Aruba, donde desembarcarán los pasajeros que aún viajan en él, agregó la empresa.

Autoridades venezolanas informaron el miércoles de que la embarcación fue puesta en cuarentena frente a la turística isla venezolana de Margarita, tras confirmarse tres casos de gripe H1N1 a bordo y de que previamente Barbados y Granada no dieron permiso a sus pasajeros para desembarcar en su territorio.

El buque Ocean Dream, operado por Pullmantur -una unidad de Royal Caribbean Cruises-, y sus más de 1.200 ocupantes arribaron a la isla con unos 14 posibles casos de la gripe, por lo que, según Venezuela, la cuarentena iba a durar una semana.

"Los 342 pasajeros venezolanos del buque Ocean Dream ya han desembarcado en isla Margarita. De acuerdo con lo previsto, desde las 7.30 AM horas (hora española; 0530 GMT) el barco continúa con su itinerario en dirección a Aruba, donde desembarcarán tanto el resto de los pasajeros como la tripulación afectada", dijo Pullmantur en un comunicado.

Se están "utilizando todas las medidas de seguridad establecidas en los protocolos de desembarque indicados por las autoridades sanitarias en Aruba, tanto para las personas como para garantizar la perfecta disposición desde el punto de vista sanitario del navío de cara al siguiente crucero", agregó.

El barco tiene previsto iniciar un nuevo crucero desde Aruba el 19 de junio.

Los afectados por la gripe, que están aislados del resto del pasaje y la tripulación, padecen "molestias leves" y evolucionan favorablemente, agregó la empresa española.

"La situación es de calma y se realizan las actividades habituales dentro del navío con total normalidad", concluyó.

No quedó claro cuántas personas estaban afectadas dentro del barco. El miércoles, autoridades venezolanas informaron de tres casos confirmados de la nueva cepa de influenza H1N1 a bordo y el Ministerio de Salud de Barbados dijeron que no permitieron el martes que el buque anclara en sus costas debido a que 43 tripulantes mostraban síntomas de gripe.

El presidente ejecutivo de Royal Caribbean, Richard Fain, dijo la semana pasada que el brote de gripe había tenido "un corto, pero altamente disruptivo impacto en nuestras operaciones", aunque agregó que los buques estaban regresando a sus itinerarios normales.

Muchas de las islas caribeñas dependen de la llegada de cruceros para entrada de divisas que ayuden a sus debilitadas economías.

Varios estados del Caribe han informado casos confirmados de la gripe H1N1, que fue declarada pandemia la semana pasada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Venezuela ha confirmado al menos 45 contagios, sin registrar muertes. Una persona murió debido al virus en la vecina Colombia.