27 de agosto de 2014

¿Quién es 'Popeye', el sicario de Pablo Escobar?

¿Quién es 'Popeye', el sicario de Pablo Escobar?
COLPRENSA

BOGOTÁ, 27 Ago. (Notimérica/EP) -

   Mano derecha del famoso narcotraficante Pablo Escobar y uno de los criminales más peligrosos del mundo, John Jairo Velásquez, alias 'Popeye', ha quedado en libertad este martes por la noche después de cumplir 24 años de condena, mientras la sociedad colombiana no puede dejar de rememorar aquellos años en los que el Cártel de Medellín controlaba y sembraba el terror en Colombia.

   'Popeye' es el único superviviente de los sicarios de Pablo Escobar y puede considerarse afortunado, porque en los círculos del narcotráfico la vida es una auténtica ruleta rusa. Ahora, fuera de la cárcel teme por su vida y ha solicitado protección a las autoridades porque, dice, su cabeza  tiene un precio de un millón de dólares.

   Velásquez ha permanecido en el penal de máxima seguridad de Boyacá, en el norte de Colombia, durante los últimos doce años. Sus confesiones y numerosas apariciones públicas han servido para reconstruir detalles de la dinámica criminal del Cártel de Medellín. Esto le ha ayudado a conseguir una importante reducción de su pena.

   El exsicario consiguió ganarse la confianza del legendario capo del Cártel de Medellín que fue abatido por la Policía en 1993, Pablo Escobar, quien supo rodearse de violentos, files y temidos lugartenientes para cometer asesinatos, perpetrar atentados y lograr infiltrarse en la escena política colombiana a finales de los 80 y principios de los 90.

   'Popeye' en una entrevista a la revista 'Semana' desde la cárcel llegó a reconocer haber llevado a cabo unos 300 asesinatos y haber coordinado otros 3.000. Entre esos se encontraban su novia y su mejor amigo, a quienes tuvo que matar por orden de su "patrón" --como llama a Pablo Escobar--.

   "Es uno de los episodios más dolorosos de mi vida. Ella se llamaba Wendy Chavarriaga. Era una mujer muy hermosa, podía ser una reina de belleza. Ella había sido novia del patrón, pero quedó embarazada y para él la familia era sagrada. Un hijo fuera del matrimonio era impensable. Entonces la hizo abortar a la fuerza y a partir de ese momento ella decidió vengarse. Como yo la había conocido, nos encontramos una vez en una discoteca, comenzamos a salir y nos enamoramos", relató 'Popeye' a la revista.

   "Como al patrón había que informarlo de todo, le pedí permiso para ennoviarme con ella, me lo dio, pero me dijo que tuviera cuidado". Más tarde ella se volvió "informante del bloque de búsqueda" a Escobar y el "patrón" llegó a descubrir una conversación en la que Wendy hablaba con un hombre con contactos con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

   "El patrón me llamó, me puso el casete y me dio la orden: 'Popeye', vaya y mátela. Como las órdenes no se discutían, me tocó. Usted no sabe lo que es matar a una persona a la cual uno adora", explicó el exsicario.

   Además, 'Popeye' también se vio obligado a matar a su mejor amigo, Quico Moncada. "En el mundo nuestro uno siempre está listo para esas cosas. Cuando uno es bandido, la muerte le puede llegar en cualquier momento. Uno tiene una preparación para eso diferente que el resto de la gente", relató.

   "Yo esposé a Quico y lo bajé al sótano. Él era muy varón y lo único que me dijo era que si podía leerle algunos salmos de la Biblia antes de disparar. Conseguí la Biblia y le leí todo lo que me pidió y después de eso le metí un tiro", recordó 'Popeye'.

   El exsicario también participó en el asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán, al suministrar el arma para el magnicidio, en el secuestro al entonces candidato a la Alcaldía de Bogotá Andrés Patrana --que luego sería presidente de Colombia-- y en el secuestro de Francisco Santos --que después fue vicepresidente Colombia--.

   Además, fue cómplice en los homicidios del gobernador de Antioquia, Antonio Roldán Betancour y de la misión fallida para asesinar al coronel del departamento Valdemar Franklin Quintero. También participó los procesos del atentado terrorista en el vuelo 203 de Avianca.

LOS QUE CUIDAN DE 'POPEYE'

   El exsicario parece que hasta el momento ha tenido cubiertas las espaldas ya que, en una entrevista concedida a la revista 'Don Juan' recientemente, aseguró que había una larga lista de políticos y empresarios que lo resguardaban de sus enemigos en las cárceles donde ha pagado condena por terrorismo, narcotráfico, concierto para delinquir con fines terroristas y homicidio.

   Tras ser liberado este martes por la noche de la Cárcel de Combita en Boyacá, en el norte de Colombia. El exsicario, que ha cumplido tres quintas partes de su condena, tendrá un periodo de prueba de 52 meses durante los cuales no podrá abandonar el país y tendrá que presentarse ante los despachos judiciales que puedan requerirlo, según ha informado el diario colombiano 'El Espectador'.

   TE PUEDE INTERESAR...

   El asesinato de Galán, un magnicidio que sigue plagado de interrogantes

   Las pandillas salvadoreñas se orientan hacia el narcotráfico