30 de enero de 2012

Raúl Castro proclama la continuidad del sistema político de partido único

Raúl Castro proclama la continuidad del sistema político de partido único
CUBADEBATE/EP

   MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Cuba, Raúl Castro, ha proclamado la continuidad del sistema político de partido único al considerar que el multipartidismo "equivaldría a legalizar a los partidos del imperialismo", durante la I Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba (PCC), que ha concluido este domingo en La Habana.

   Al explicar su decisión, Castro se ha referido "a quienes se ilusionaron con la idea de que la I Conferencia Nacional consagraría el inicio del desmontaje del sistema político y social conquistado por la Revolución".

   "Renunciar al principio del partido único equivaldría, sencillamente, a legalizar a los partidos del imperialismo en suelo patrio y a sacrificar el arma estratégica de la unidad de los cubanos", ha dicho Castro.

   Así, ha defendido este sistema político, "que ha hecho realidad los sueños de independencia y justicia social por los que han luchado tantas generaciones", frente "al juego de la demagogia y la mercantilización de la política".

   No obstante, el presidente ha aclarado que el PCC ha adoptado esta decisión "sin menosprecio a ningún otro país por tener un sistema multipartidista", según informa el diario oficial 'Cubadebate'.

DEMOCRATIZACIÓN DEL PCC

   A pesar de la continuidad del partido único, Castro ha expresado su deseo de "promover la democracia en la sociedad cubana, empezando por dar ejemplo en las filas del PCC".

   Según ha indicado, "esto supone fomentar un clima de máxima confianza para el más amplio y sincero intercambio de opiniones, tanto en el seno de la organización como en sus vínculos con los trabajadores y la población".

   En este sentido, ha solicitado a los medios de comunicación que actúen "con responsabilidad, probada objetividad y estricta veracidad, no al estilo burgués, lleno de sensacionalismo y mentiras", para que "las discrepancias sean asumidas con naturalidad y respeto".

LOS "ERRORES" DE LA REVOLUCIÓN

   Una vez más, Castro ha denunciado "las brutales campañas anticubanas" con las que Estados Unidos y sus aliados pretenden "desacreditar la Revolución y justificar el bloqueo" comercial impuesto al país.

   Si bien, ha advertido de que "no harán mella en la Revolución ni en el pueblo, que continuará perfeccionando su Socialismo". Así, ha explicado que "lo único que puede conducir a la derrota de la Revolución y del socialismo en Cuba" es la incapacidad del PCC para "erradicar los errores cometidos desde el 1 de enero de 1959".

   De esta forma ha reconocido la existencia de "errores" en estos 53 años de régimen comunista, aunque ha aducido que "no ha existido ni existirá una Revolución sin errores, porque son obra de la actuación de los pueblos, que no son perfectos".

   Entre estos "errores" ha señalado la corrupción, al que ha definido como "uno de los principales enemigos de la Revolución", "mucho más perjudicial que el multimillonario programa subversivo de Estados Unidos y sus aliados dentro del país".

   A este respecto ha propuesto como solución fortalecer las leyes, e incluso modificar la Constitución, para que los corruptos sean juzgados por los tribunales y expulsados del PCC.