21 de noviembre de 2019

RDCongo.- Manifestantes erigen barricadas en Beni en protesta por los últimos ataques de las ADF en el este de RDC

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Decenas de manifestantes han erigido este jueves barricadas en varios puntos de la ciudad de Beni, en el este de República Democrática del Congo (RDC), para denunciar la creciente inseguridad tras los ataques de las

Según las informaciones recogidas por la emisora local Radio Okapi, las protestas se suceden así por segundo día y han provocado importantes interrupciones en ciertas zonas de la ciudad.

Los manifestantes han quemado neumáticos en el marco de una protesta que estalló de forma espontánea en protesta contra lo que consideran una acción insuficiente del Ejército y la Misión de Naciones Unidas en RDC (MONUSCO) para garantizar su seguridad.

Asimismo, tiendas y escuelas han cerrado sus puertas, en lo que Kizito Bin Hangi, presidente de la sociedad civil de Beni, ha descrito como "una huelga espontánea" con el objetivo de "denunciar las reiteradas masacres de civiles por parte de las ADF".

En la madrugada del miércoles, al menos 21 personas murieron y varios niños fueron secuestrados en dos ataques achacados a la milicia Fuerzas en la provincia de Kivu Norte, uno de ellos contra la localidad de Beni.

Los ataques fueron ejecutados horas después de que las Fuerzas Armadas congoleñas anunciaran la toma del "bastión más importante" de las ADF en el territorio de Beni, en el marco de una ofensiva contra el grupo lanzada el 1 de noviembre.

La milicia de las ADF actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona. Está considerado uno de los grupos armados más peligrosos de las varias decenas que operan en el país africano.

Recientemente han surgido informaciones en torno a posibles contactos entre las ADF y el grupo yihadista Estado Islámico, especialmente después de que este grupo reclamara en abril la autoría del que sería su primer ataque en el país africano, así como la formación de una nueva rama en el continente, llamada Provincia de África Central.

Varios grupos armados controlan partes del este de RDC pese a que la guerra de 1998-2003 concluyera formalmente. El conflicto causó millones de muertos, la mayoría víctimas del hambre y las enfermedades.

La violencia armada ha complicado la lucha contra el brote de ébola que se declaró en el este del país --con Kivu Norte como uno de los epicentros-- el año pasado. Desde entonces se han registrado ataques contra instalaciones médicas y personal sanitario.