4 de febrero de 2014

R.Dominicana prepara una ley para atender a descendientes haitianos

R.Dominicana prepara una ley para atender a descendientes haitianos
REUTERS

SANTO DOMINGO, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

República Dominicana prepara un proyecto de ley para "atender a los descendientes haitianos", que sería presentado ante el Congreso el 27 de febrero, en el marco del Plan de Regularización de Extranjeros, concretado por el Gobierno dominicano durante la segunda ronda de conversaciones con la delegación de Haití.

En concreto, los países involucrados propusieron desarrollar un documento que funcionase como una visa "para poder estudiar y trabajar en el país", según ha informado la cadena venezolana TeleSur, que ha añadido que este nuevo visado "tendrá un coste menor" para los trabajadores temporeros y gratuito para los estudiantes haitianos que se encontraban en situación irregular.

Por su parte, el ministro de la Presidencia dominicano, Gustavo Montalvo, ha informado que en este mes de febrero el gobierno iniciará una campaña de información pública masiva para implementar el Plan de Regularización de Extranjeros, especialmente en las empresas del sector agrícola y de la construcción, en unas declaraciones recogidas por el dominicano 'Diario Libre'.

En este punto, ha advertido de que "por disposición de las leyes del país, ningún extranjero sin pasaporte o que no satisfaga los requisitos mínimos establecidos podrá beneficiarse del Plan de Regularización, que estará vigente hasta el próximo mes de mayo". Sin embargo, el primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, maneja un plazo de "tres meses" para poder facilitar documentos a los inmigrantes.

Respecto a la seguridad fronteriza, ambos gobiernos han compartido la preocupación de llevar "orden y tranquilidad" a los cerca de 300 kilómetros de frontera que comparten los países. En este sentido, el gobierno dominicano se ha ofrecido a entrenar a los agentes policiales haitianos en academias dominicanas en materia de lucha contra a la trata, el tráfico de drogas y la investigación criminal.

Asimismo, el Gobierno dominicano defiende que "es prudente explorar la posibilidad de efectuar operaciones conjuntas con Haití". "Entendemos que es prudente que se instalen oficinas de enlace de la Policía Haitiana en las sedes centrales de la Policía Nacional y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en Santo Domingo. Y, de forma recíproca, hacerlo también en Haití", ha explicado Montalvo.

De igual manera, ambos gobiernos habrían llegado a un acuerdo de cooperación aduanera que "ayudará a eliminar barreras, además de fomentar y agilizar el comercio bilateral". "Hemos logrado que, por primera vez, nuestras aduanas establezcan un canal de contacto oficial y que además se comprometan a crear un comité de trabajo conjunto", ha sentenciado.

POLÉMICA SENTENCIA

El conflicto entre ambos países se desató el pasado 23 de septiembre, cuando el Tribunal Constitucional de República Dominicana denegó la nacionalidad a los descendientes de inmigrantes nacidos después de 1929, por lo que ahora serían "ilegales" o estarían "en tránsito".

La gran mayoría de los afectados son hijos de haitianos que emigraron al país vecino en busca de unas mejores condiciones de vida. Santo Domingo se ha quejado reiteradamente del flujo migratorio procedente de Puerto Príncipe.

República Dominicana está poblado por 10 millones de personas, 458.000 de las cuales son de origen haitiano. De éstas, solamente 240.000 han nacido en territorio dominicano.

El Gobierno dominicano se enfrenta a una gran presión internacional por esta cuestión. Un grupo de 25 organizaciones humanitarias ha enviado una carta al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, para que impida la aplicación del fallo.

En este contexto, el pasado 19 de noviembre, Santo Domingo y Puerto Príncipe emitieron un comunicado conjunto para anunciar el inicio de las conversaciones bilaterales para solucionar el conflicto migratorio, con Venezuela como mediador.