15 de enero de 2008

R.Dominicana.- El parlamento catalán colaborará con el de República Dominicana en materia de inmigración e inversiones

BARCELONA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Cataluña, Ernest Benach, y el de la Cámara de Diputados de la República Dominicana, Julio César Valentín, firmaron hoy en Santo Domingo un convenio para colaborar en materia de inmigración e inversiones.

El convenio compromete a ambas cámaras legislativas a conocer y analizar diferentes aspectos relacionados con la inmigración y la economía, como el fenómeno migratorio dominicano y las repercusiones sociales y económicas que tiene en la isla y también en Cataluña, donde viven, según datos de la secretaría de Inmigración, 17.538 dominicanos.

Además, ambos parlamentos estudiarán las inversiones catalanas en la República Dominicana y la manera de promoverlas a través de la creación de una comisión interparlamentaria.

Benach, que invitó formalmente a la cámara dominicana a visitar Cataluña, expresó su satisfacción por la firma de este convenio y aseguró que a ambas cámaras las une "el interés para gestionar de la mejor manera posible los intercambios comerciales y los flujos migratorios".

En el acto, estuvieron presentes también los secretarios segundo y tercero del Parlamento, Antoni Castellá y Jordi Miralles, los portavoces de los grupos parlamentarios mayoritarios en la cámara, los presidentes de las comisiones de Exteriores, Inmigración e Industria y Comercio, la embajadora de España, la junta directiva de la Casa de Cataluña de Santo Domingo y diferentes empresarios catalanes residentes en la isla.

La delegación catalana visitó también hoy la embajada de España, donde ha sido recibida por la embajadora, Almudena Mazarrasa, y donde estaban presentes también empresarios catalanes, mayoritariamente vinculados al sector turístico.

Benach, Castellá y Miralles se reunirán también con la junta directiva de la Casa de Cataluña de Santo Domingo, reconocido por el gobierno de la comunidad autónoma en 2002 y que tiene un centenar de socios de los 500 que viven en la isla.