20 de mayo de 2012

R.Dominicana.- República Dominicana elige hoy a un nuevo presidente

SANTO DOMINGO, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Unos 6,5 millones de dominicanos están convocados hoy a las urnas para elegir al sucesor del actual mandatario, Leonel Fernández, y todo parecer indicar que serán pocas las sorpresas que resultarán de estos comicios. Por el contrario, ya muchos se atreven a vaticinar que el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) será el gran vencedor, gracias a la popularidad de su candidato, Danilo Medina, quien ha prometido sacar de la pobreza a millón y medio de personas.

La pobreza, el desempleo, la inflación y la inseguridad son cuatro de las principales preocupaciones de los ciudadanos de esa nación caribeña que, aun cuando ha registrado altos índices de crecimiento económico, no ha logrado canalizar ese éxito hacia las clases más desfavorecidas, que continúan optando por emigrar para poder garantizarse un futuro más digno.

Medina, de 60 años, parte como favorito con cerca del 50 por ciento de las preferencias. De hecho, muchos en República Dominicana descartan una segunda vuelta, que se deberá realizar en caso de que ninguno de los seis candidatos logre más del 50 por ciento de los votos. Una encuesta divulgada recientemente por la empresa Insight señalaba que el 73,5 por ciento de los dominicanos cree que las elecciones se decidirán en la primera vuelta y que el candidato del PLD es quien resultará ganador de la contienda.

El ascenso de Medina es resultado de una intensa campaña con la que ha logrado convencer a miles de personas de que en los cuatro años de gobierno podrá crear 400.000 empleos. Esta tarea no ha sido fácil porque su predecesor y aliado de partido saldrá de la Presidencia siendo uno de los líderes peor valorados de América Latina.

Analistas y hasta los propios dominicanos creen que Medina no traerá el cambio que muchos esperan, sino más bien la continuidad de las políticas que ha puesto en marcha Fernández desde que asumió el poder en 2004 y que, en un comienzo, tuvieron el éxito suficiente para garantizarle la reelección en 2008. Sin embargo, su segundo mandato estuvo marcado por manifestaciones, protestas y una huelga general que en julio del año pasado dejó tres muertos.

Una prueba de que el continuismo está garantizado es que como candidata a la vicepresidencia el PLD ha elegido a Margarita Cedeño, esposa de Fernández, quien actualmente goza de una enorme popularidad. A pesar de todas estas evidencias, el PLD ha insistido en centrar su campaña en el lema "Por un cambio seguro", que busca reforzar las políticas positivas de Fernández y poner en marcha los proyectos que han quedado pendientes.

LA OPOSICIÓN

En segundo lugar en los sondeos se encuentra el opositor Hipólito Mejía, quien fue presidente de República Dominicana en el período 2000-2004. Su partido, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), ha escogido como eslogan de su campaña "Llegó papá", al que se le ha añadido la frase "De que se van, se van", haciendo alusión al PLD.

Mejía, un ingeniero agrónomo de 71 años, ha prometido convertirse en el "padre" de todos los dominicanos, especialmente de los más pobres, que representan el 30 por ciento de la población y quienes, durante años, han sido excluidos del crecimiento y desarrollo que ha experimentado la isla caribeña a pesar de la crisis económica internacional. Otra de sus promesas apunta a poner fin a la alta inflación que flagela a las familias de clase media y baja.

VOTO EXTERIOR

Una de las principales novedades es que, por primera vez, los dominicanos en el exterior podrán elegir a siete diputados que les representarán ante el Parlamento en Santo Domingo, lo que les permitirá participar activamente en la toma de decisiones de su país. Estos legisladores serán los portavoces de los dos millones de dominicanos que viven en el extranjero.

Unos 300.000 dominicanos se han inscrito para participar en estos comicios, según cifras divulgadas recientemente por la Junta Central Electoral. En España serán unos 31.500 los que podrán ejercer su derecho al sufragio en los colegios electorales que se instalarán en Madrid, Cataluña, Andalucía, Castilla y León, Navarra y Valencia.